fbpx
Internacionales

Retirada de EE.UU. en Siria obliga a Rusia y Turquía a coordinadar próximas acciones

Rusia y Turquía acordaron que seguirán coordinando sus acciones en Siria tras la retirada de las tropas Estados Unidos, EE. UU.  del país árabe, informó el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Hemos alcanzado el entendimiento que los representantes militares de Rusia y Turquía ‘sobre el terreno’ seguirán coordinando sus acciones en las nuevas condiciones con el objetivo de erradicar definitivamente la amenaza terrorista en Siria”, dijo Lavrov a la prensa local.

En un abrupto cambio de política, Trump dijo hace unos días que Washington retirará aproximadamente 2.000 soldados estadounidenses en Siria, lo que desbaratará lo que ha sido considerado un pilar de la política estadounidense en el Medio Oriente generando alarma entre sus aliados.

Lavrov admitió que en las consultas mantenidas hoy por los ministros de Exteriores y Defensa de ambos países el anunciado repliegue estadounidense había sido abordado en profundidad.

Al respecto, destacó que ambas partes coinciden en que las acciones en Siria respetarán la soberanía e integridad territorial de Siria y se comprometen a tomar medidas para crear las condiciones que permitan el retorno de la mayoría de los refugiados sirios

Por su parte, su colega turco, Mevlut Cavusoglu, aseguró que las consultas en Moscú trataron sobre el repliegue estadounidense y los problemas en la zona de distensión de Idlib, al tiempo que subrayó el respeto de Ankara a la integridad territorial de Siria.

Continuaremos el trabajo y la coordinación con nuestros colegas rusos e iraníes, para agilizar el acercamiento del arreglo político en Siria”, subrayó.

Cavusoglu y el titular de Defensa turco, Hulusi Akar, llegaron a Moscú en medio de las tensiones en la ciudad siria de Manbij, que fue entregada la víspera por las milicias kurdas a las fuerzas leales al presdiente sirio, Bashar el Asad.

La milicia kurda Unidades de Protección del Pueblo (YPG) anunció la entrega de la ciudad de Manbij a las tropas de Asad, para que la proteja ante una eventual ofensiva de Turquía.

El Ejército sirio afirmó que se hizo con el control de la ciudad estratégica y que las tropas izaron la bandera nacional en la urbe, que estaba controlada desde 2016 por los kurdos, algo que aún no ha podido ser confirmado.

Mientras, la prensa informa que Ankara ha movilizado un gran número de tropas y armamento pesado en la frontera con el país árabe. EE. UU. que cuenta con cerca de 2.000 soldados en Siria y tiene una base cerca de Manbij, es el principal apoyo de las milicias kurdas en la ofensiva contra los yihadistas.

Aunque Moscú apoya al régimen del presidente sirio, Bashar el Asad, y Ankara trabaja en estrecha alianza con las milicias que lo combaten, los dos países llevan meses coordinando la presencia de sus tropas en Siria para evitar enfrentamientos.

Si bien Turquía ha prometido continuar la lucha contra el Estado Islámico en Siria, también ha señalado que su objetivo principal es expulsar de la región a las milicias kurdosirias Unidades de Protección del Pueblo (YPG), hasta ahora aliadas de Washington en la lucha contra el Dáesh.

Ankara considera a las YPG terroristas por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda activa en Turquía.

Los líderes kurdos tratan de recomponer una estrategia para proteger su región, que se extiende a lo largo del norte y el este del país, donde la presencia de unos 2.000 soldados estadounidenses ha impedido hasta ahora la incursión de Turquía.

Es probable que el despliegue de fuerzas gubernamentales, respaldadas por Rusia, tenga un efecto similar.

Con el YPG a la vanguardia, la alianza de las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF) arrebató Manbij en 2016 al Estado Islámico, un hito en la lucha contra los yihadistas.

La población está en manos del Consejo Militar de Manbij, combatientes aliados con las SDF, y limita con el territorio de rebeldes sirios respaldados por Turquía que se han estado movilizando para llevar a cabo un ataque.

Con información de La Vanguardia 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close