fbpx
Deportes

Año soñado y alegre para el River tras coronarse en la Copa Libertadores 2018

River Plate fue el gran ganador del 2018 con la coronación en la Copa Libertadores tras derrotar en la final a su eterno rival, Boca Juniors, en una definición sudamericana que se mudó al estadio Santiago Bernabeu, de Madrid.

El conjunto ‘millonario’, que además celebró una Supercopa argentina, fue el club argentino más alegre en un año que tuvo a Boca bicampeón de la Superliga, a Independiente vencedor de la Suruga Bank, a Rosario Central triunfador en la Copa Argentina y a Racing con un arranque demoledor en la temporada 2018/19 del torneo local.

Luego de la bochornosa doble suspensión del encuentro de vuelta que debía disputarse en el estadio Monumental por una agresión al autobús de la visita ‘xeneize’, Conmebol decidió trasladar el encuentro decisivo de la Copa Libertadores a la capital española.

Tras el empate 2-2 registrado en la ida de la Bombonera, River logró revertir una desventaja inicial para imponerse por 3-1 con dos goles en la prórroga y alzarse con la cuarta Copa Libertadores en sus 117 años de vida.

De la mano de Marcelo Gallardo, uno de los tres técnicos más importantes en la historia del club ‘millonario’, River tuvo su gran festejo de fin de año en el segundo título que cosechó en 2018.

Lea también: Nadal: Es muy frustrante estar lesionado tanto tiempo

Con un arquero como Franco Armani, que tuvo su primer año excepcional con la banda roja, la línea defensiva encontró seguridad en los centrales experimentados Jonatan Maidana y Javier Pinola y solidez en los laterales como Milton Casco y Gonzalo Montiel.

En el mediocampo, el capitán Lenardo Ponzio fue el equilibrio con la joya Exequiel Palacios de un lateral e Ignacio Fernández, del otro, con un explosivo Gonzalo ‘Piti’ Martínez como mediocentro ofensivo.

En la delantera, el colombiano Rafael Santos Borré se entendió a la perfección con Lucas Pratto, el atacante que regresó en enero de 2018 al fútbol argentino en la compra más cara en la historia de River.

Entre las alternativas del banquillo, Gallardo tuvo variantes como los juveniles Lucas Martínez Quarta y Julían Álvarez, el paraguayo Jorge Moreira, Bruno Zuculini, el colombiano Juan Fernando Quintero, los uruguayos Nicolás De la Cruz, Camilo Mayada y Rodrigo Mora y los experimentados Enzo Pérez e Ignacio Scocco.

River Plate fue el gran ganador del 2018 con la coronación en la Copa Libertadores tras derrotar en la final a su eterno rival, Boca Juniors, en una definición sudamericana que se mudó al estadio Santiago Bernabeu, de Madrid.

El conjunto ‘millonario’, que además celebró una Supercopa argentina, fue el club argentino más alegre en un año que tuvo a Boca bicampeón de la Superliga, a Independiente vencedor de la Suruga Bank, a Rosario Central triunfador en la Copa Argentina y a Racing con un arranque demoledor en la temporada 2018/19 del torneo local.

Luego de la bochornosa doble suspensión del encuentro de vuelta que debía disputarse en el estadio Monumental por una agresión al autobús de la visita ‘xeneize’, Conmebol decidió trasladar el encuentro decisivo de la Copa Libertadores a la capital española.

Tras el empate 2-2 registrado en la ida de la Bombonera, River logró revertir una desventaja inicial para imponerse por 3-1 con dos goles en la prórroga y alzarse con la cuarta Copa Libertadores en sus 117 años de vida.

De la mano de Marcelo Gallardo, uno de los tres técnicos más importantes en la historia del club ‘millonario’, River tuvo su gran festejo de fin de año en el segundo título que cosechó en 2018.

Con un arquero como Franco Armani, que tuvo su primer año excepcional con la banda roja, la línea defensiva encontró seguridad en los centrales experimentados Jonatan Maidana y Javier Pinola y solidez en los laterales como Milton Casco y Gonzalo Montiel.

En el mediocampo, el capitán Lenardo Ponzio fue el equilibrio con la joya Exequiel Palacios de un lateral e Ignacio Fernández, del otro, con un explosivo Gonzalo ‘Piti’ Martínez como mediocentro ofensivo.

En la delantera, el colombiano Rafael Santos Borré se entendió a la perfección con Lucas Pratto, el atacante que regresó en enero de 2018 al fútbol argentino en la compra más cara en la historia de River.

Entre las alternativas del banquillo, Gallardo tuvo variantes como los juveniles Lucas Martínez Quarta y Julían Álvarez, el paraguayo Jorge Moreira, Bruno Zuculini, el colombiano Juan Fernando Quintero, los uruguayos Nicolás De la Cruz, Camilo Mayada y Rodrigo Mora y los experimentados Enzo Pérez e Ignacio Scocco.

Con información de meridiano.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close