fbpx
España

El “efecto Sánchez” se saldó en 2018 con 64.427 inmigrantes, un 124,4% más en España

La Organización Internacional de las Migraciones (OIM) dependiente de la ONU ha sido el primer organismo en publicar los datos provisionales de la inmigración al cierre de 2018 en España, que arrojan un cómputo de llegadas irregulares por mar nunca visto de 57.922, –a más de mil por semana– lo que representan el 49,8% de las 116.273 que se han registrado a través del Mediterráneo en toda la UE.

Esta cifra supone un crecimiento del 158% con respecto a las 22.414 entradas ilegales de 2017 y confirma las previsiones que ya se dieron por seguras en enero pasado, según las cuales este año iba a batirse el récord que puso la «crisis de los cayucos» de Canarias en 2006, cuando en total accedieron a territorio español usando embarcaciones 39.180 personas. 

Otras 769 murieron en el intento, según las mismas fuentes, más del triple que los 223 del ejercicio anterior. Si a este tráfico se suman además los ingresos por las vallas de Ceuta y Melilla, 6.505 al cierre del año, la cantidad total de inmigrantes que han entrado en nuestro país este 2018 sin la debida documentación se eleva a 64.427. Y según la prospectiva del Mando Único que coordina las operaciones contra las pateras en el Estrecho o que maneja el PSOE, en el mejor de los casos, en 2019 este volumen se mantendrá.

Lea también: El CIS hace su tercer cambio de criterio en cuatro meses aunque sin poder ocultar el desgaste de los socialistas

Este despegue de la presión ha devuelto la cuestión migratoria a la primera línea del combate político. Fundamentalmente a partir de la decisión unilateral de Pedro Sánchez de, apenas diez días después de su llegada a La Moncloa, aceptar la recepción del barco humanitario Aquarius rechazado por Italia con sus 630 inmigrantes a bordo. Atracó en Valencia el 17 del mismo mes y las estadísticas revelan una rápida proliferación de pateras desde entonces, lo que el PSOE sigue atribuyendo a una oleada que ya se veía venir hace tiempo pero que el PP no hizo nada por contener, y el PP a un «efecto llamada» que convirtió a nuestro país en un salvavidas para las mafias que mercadean con africanos.

«Si vemos la evolución de 2018, la llegada de inmigrantes irregulares se multiplicó por 5 tras la moción de censura (por la que Sánchez sustituyó a Mariano Rajoy en la Presidencia del Gobierno), entendida como punto de inflexión en la política migratoria y en la aparición de mensajes alentando a las mafias», explica la senadora y secretaria nacional de Inmigración del PP Sofía Acedo, que subraya que «de enero al 31 mayo entraron por tierra y mar 10.000 personas y del 1 de junio a diciembre esa cantidad se quintuplicó». Los datos de la ONU son que en los primeros cinco meses del año se filió a 10.627 hombres, mujeres y menores que habían accedido a España sin cumplir los requisitos necesarios y de esa fecha a fin de año, 53.800 más, en ambos casos sumando ingresos por tierra y mar. Trasladando la misma ecuación a 2017 se comprueba que hasta mayo se contaron entonces 7.049 inmigrantes y hasta fin de año ese número 21.658 más.

Este diario ha solicitado con reiteración el análisis y la contextualización de los números de la inmigración de este año tanto a la Secretaría de Estado de Seguridad, Ana Botella, encuadrada en Interior, como a la de Migraciones, Consuelo Rumí, perteneciente al Ministerio de Trabajo, pero sin obtener respuesta. En sus diversas comparecencias públicas en los últimos meses han coincidido en que el crecimiento que se está produciendo en España es consecuencia de que «no se hizo nada» para frenar un aumento anunciado durante los gobiernos del PP, que sí responde a la acusación.

«Lo que no hizo el PP fue lanzar esos mensajes alentando esta ruta, habilitando esta vía del Mediterráneo Occidental de Marruecos a España: mensajes como recibir al Aquarius mientras la misma cifra de inmigrantes o más estaba llegando ese mismo día a las costas andaluzas, anunciar la derogación de los rechazos en frontera o el fin de las concertinas en Ceuta y Melilla, restablecer la sanidad universal para contentar a Podemos y los independentistas…».

Desde el PSOE, su secretaria federal de Política Migratoria y diputada Pilar Cancela insiste en que el aumento de la inmigración «no es exclusivo de este año; estamos –advierte– ante una situación que va a seguir incluso in crescendo y que ha venido para quedarse». Puestos a ubicar este fenómeno en un marco más amplio, pide «escapar del discurso que dice que esto es una invasión, estamos hablando de la llegada de sesenta mil inmigrantes en un país de 47 millones de personas» y en cuanto al hecho de que ese flujo constituya la mitad de todo el que ingresa en la Unión por vía mediterránea explica que «España no es puerta de entrada, otras se han cerrado (en referencia a Italia), pero también es puente: las personas no vienen a quedarse aquí, van a otros países. Es bueno redimensionar».

Al respecto del año migratorio 2018 en la UE, la agencia europea de fronteras, Frontex, comunica en su primer informe de 2019 que las cifras en territorio de los 28 han caído a nivel de hace cinco años y destaca que en España la afluencia se ha duplicado por segundo año consecutivo, convirtiendo la nuestra «en la vía migratoria más activa por primera vez desde que Frontex reúne datos». Resalta además que la mayoría son subsaharianos «aunque en los últimos meses, el número de marroquíes ha crecido hasta ser la primera nacionalidad registrada». Les siguen guineanos, malienses y argelinos.

Precisamente en Mali, Sánchez anunció esta Navidad que España dará 400 euros y billete de vuelta al que quiera regresar, oferta que Pilar Cancela cree «puntual y fruto de las conversaciones con ese país», no parte de la «respuesta global» que necesita dar la UE. Para lograrla, sostiene que el presidente del Gobierno ha «resituado el debate de la inmigración» en dos flancos: «propiciar flujos migratorios regulares e insistir en trabajar con los países de origen», aunque admite que conseguir resultados «no es fácil».

Fuente: abc.es/L.L. Caro

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close