fbpx
Cultura

Kevin Hart dijo que reconsiderará decisión de retirarse como anfitrión de los Oscar

Alentado por Ellen DeGeneres, Kevin Hart dice que reconsiderará su decisión de retirarse como anfitrión de los Premios de la Academia.

El comediante se echó para atrás dos días después de ser nombrado maestro de ceremonias de los Oscar el mes pasado, cuando algunos tuits homofóbicos que hizo hace una década reemergieron. Pero DeGeneres lo exhortó a presentar la gala en su programa de tertulia, en una entrevista que se transmitió el viernes.

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas no ha nombrado a un nuevo anfitrión para la gala del 24 de febrero.

“Has crecido”, le dijo DeGeneres a Hart. “Te has disculpado. Te estás disculpando ahora de nuevo. Lo han hecho. No permitas que esta gente gane. Presenta los Oscar”.

Lo presionó un poquito más diciendo al volver de unos cortes comerciales: “Estamos de vuelta con el anfitrión de los Oscar de este año, Kevin Hart”.

Hart le dijo a DeGeneres que le ha “puesto muchas cosas en la cabeza” y que pensaría en su conversación.

Si esta es una campaña para traerlo de vuelta, no pudo haber empezado más astutamente: en un talk show enormemente exitoso presentado por una de las celebridades gay más prominentes de Hollywood que fue anfitriona de los Oscar en el 2007 y en 2014.

Lea también: Britney sorprende a sus fans al cancelar todos los shows de su gira Domination

DeGeneres dijo que llamó a la Academia esta semana para exhortarlos a traer de vuelta a Hart, y que le dijeron que los directivos estarían “encantados” si él aceptara. Se envió un mensaje a un representante de la Academia en busca de información sin recibir respuesta.

Hart escribió mensajes homofóbicos en Twitter la mayoría entre 2009 y 2011, incluyendo uno en el que dijo: “Si mi hijo llega a casa y trata de jugar con la casa de muñecas de mi hija la romperé sobre su cabeza y diré ‘detente eso es gay’”. El mensaje fue borrado después. También hizo comentarios anti-gay en su programa de comedia en el pasado.

Hart le dijo a DeGeneres que cuando sus viejos mensajes reemergieron, “lo que una vez fue la luz más brillante se tornó en algo realmente oscuro”. Inicialmente dijo que no se disculparía porque había abordado el asunto varias veces. Sin embargo, al recibir un ultimátum, se disculpó y se retiró.

Hart dijo que fue una situación difícil para él porque cuando sus tuits reaparecieron al día siguiente de que se anunció su participación en los Oscar lo consideró como un ataque.
“Ese fue un intento por destruirme”, dijo. “Ese no fue un ataque solo para parar los Oscar… Alguien tiene que pronunciarse contra los… trolls”.

DeGeneres recibió algo de resistencia en redes sociales, donde algunos expresaron que los chistes homofóbicos de Hart eran un tema legítimo de discusión, no un caso de malicia para lastimarlo.
El viernes en una columna publicada en Variety, Caroline Framke argumentó que Hart no había demostrado que había aprendido mucho.

“Si regresa al trabajo no será porque ha convencido a sus detractores de que realmente le importa la gente gay”, describió Framke. “Será porque creó una historia sobre trolls malos que lo perseguían sin una buena razón. Quizá sea un ángulo suficientemente convincente para cambiar de opinión a DeGeneres y a su público, pero incluso si logra influir a la academia no será realmente verdadero”.

La humorista respondió en Twitter a las críticas: “Creo en el perdón. Creo en las segundas oportunidades”.

Por su parte los Oscar están buscando algo que le dé vida a la noche más importante del año en Hollywood, luego que la ceremonia atrajo a su menor audiencia registrada en el 2018. 

Con información de AP / sumarium.es

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close