fbpx
Tecnología

Con una impresora 3D un padre fabricó brazos biónicos para su hijo de 11 años (+Vídeos)

Un hombre de Stockton-on-Tees, en el Reino Unido, ha decidido crear un brazo biónico para su hijo con una impresora 3D tras hartarse de esperar que llegara la ayuda oficial para el pequeño Jamie, de 11 años.

Tras esperar una mano biónica durante 18 meses sin éxito, Callum Miller decidió tomar cartas en el asunto. Para ello, se compró una impresora 3D y creó hasta nueve conjuntos de miembros biónicos para su hijo.

Lo curioso del caso es que Miller no tenía ningún conocimiento técnico previo. “No sabía nada al respecto antes de comprar la impresora 3D”, declaró a Sky News.

Miller consulto varios tutoriales en YouTube y contó con la ayuda de los foros en línea. De esta manera, él y su hijo aprendieron a descargar los planos gratuitos en línea, imprimir las partes y juntar las piezas.

Lea también: Crean cepillo de dientes inteligente

Del trabajo conjunto entre padre e hijo surgieron un total de nueve parejas de manos biónicas. Son de diferentes colores, algunas cuentan con luces de colores destellantes y otra está diseñada con el logotipo de Batman.

”Jamie eligió algunos diseños, incluido uno steampunk que es de color dorado y bronce. En realidad, nos lanzamos ideas unos a otros”, explica Miller.

El brazo favorito de Jamie es, precisamente, el que tiene estética steampunk. “Tiene un aspecto increíble, y si voy a una fiesta, las luces se ven realmente geniales “.
Los brazos que han creado funcionan con pequeños sensores que se apoyan en el músculo de Jamie y se conectan a la computadora portátil en el mismo momento. El niño cuenta con una pequeña tableta para gestionar el programa.

”Cuando Jamie mueve su brazo, los dedos se abren y se cierran. En este momento es bastante mecánico”. Explica Miller.

Ahora, padre e hijo quieren perfeccionar su técnica para fabricar unos brazos más avanzados.

“La idea es que el brazo sea como los músculos de Jamie y que le permita mover sus dedos y funcione como un brazo semi-biónico por sí solo”.

Los brazos que Jamie y su padre han hecho le han permitido sostener y cargar más cosas, así como atrapar y lanzar una pelota.

”En general, he ha hecho sentirse más confiado consigo mismo”, explica el padre Miller.

Con información de: La Vanguardia.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close