fbpx
Economía

Corriendo por los presupuestos: Sánchez habría pactado con presidente de la Generalidad de Cataluña tregua con los Comités de Defensa

El presidente Pedro Sánchez solicitó calma para poder negociar los presupuestos. La tarde y noche posterior al Consejo de Ministros del viernes 21 no pudo ser: Todo estaba ya preparado para agitar la calle.

Pero desde aquellos días hasta las fechas actuales los Comités de Defensa de la República, CDR se encuentran en letargo.

La clave: Que Cataluña necesita hacer acopio de dinero y este se encuentra en buena medida en los presupuestos, que Sánchez se comprometió a ello y que desde Partido Demócrata Europeo Catalán,  PDeCAT dieron una oportunidad más al presidente del Gobierno para que ofreciera una vía para rebajar las condenas y mejorar el trato de quienes están en prisión y quien quiere volver a España como gran héroe de la independencia catalana, Carles Puigdemont.

Nadie negó al día siguiente a la cita de Sánchez y Torra que allí se hablara de dinero. Más en concreto, de unos presupuestos en los que ya se sabe que de los poco más de 4.000 millones de incremento en inversiones y dinero para las autonomías, Cataluña se llevará al menos 2.200 millones de euros: más de la mitad. El resto queda para repartir entre las 16 restantes regiones españolas.

Pero Sánchez necesitaba una prueba de buena fe y además, un clima más tranquilo para rebajar las tensiones de su Ejecutivo y el impacto en la intención de voto del continuismo del golpe separatista.

Fuentes policiales han confirmado que se trata de un exceso de tranquilidad de los CDR para como estaban los preparativos y ánimos separatistas y además, para como se suelen comportar los radicales en cuanto tienen un periodo de fiesta laboral.

Hay que recordar que Sánchez se mostró favorable a un referéndum pactado dentro de la legalidad y no vinculante para resolver el “conflicto” de Cataluña, tal y como lo denominó en aquella cita con Torra.

Ese fue, de hecho, el gran anuncio de la bautizada como ‘cumbre’ de Pedralbes por los independentistas pues se permitió por Moncloa una escenografía más propia del encuentro entre los representantes de dos países soberanos que entre un presidente nacional y un mero representante regional.

“Queremos hacer una valoración muy positiva de la reunión de ayer”, afirmó tras la cita la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, en referencia al el encuentro entre Pedro Sánchez y el presidente de la Generalidad, Generalitat, Quim Torra.

Pero la verdadera valoración positiva realmente venía de la parte golpista: Los independentistas arrancaron al Gobierno un compromiso para la celebración de un referéndum no vinculante con “seguridad jurídica”.

Y además, demostraron su plena coordinación con los sistemas de agitación violenta en la calle. Algo pese a lo que Sánchez sigue sin aplicar ni el 155 ni nada que se le parezca.

Con información de Ok Diario 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close