fbpx
La Vida

Para un crecimiento saludable: Evita darle a tu hijo estos alimentos

En nuestro empeño por intentar que nuestros hijos coman sano nos aventuramos a buscar nuevos productos, superalimentos que los hagan crecer fuertes y llenos de energía, pero en este camino muchas veces no estamos tan bien informados como nos pesamos.

Odile Fernández es médico de familia y madre de tres hijos. Su obsesión por la alimentación saludable le ha llevado a escribir una completa guía para saber qué le conviene a nuestros pequeños y qué no. En ’Mi niño come sano’, además, da un vuelco a todos aquellos alimentos que pensabas que eran saludables.

Foto: Cortesía.

Se trata, en muchos casos, de comida dirigida especialmente a ellos, con llamativos dibujos en sus envoltorios y un marketing que nos hace pensar que son adecuados para nuestros hijos. Estos son algunos ejemplos de productos que parecen saludables, pero no lo son.

• Zumos

 

Lea también: ¿Quieres perder peso después de las comidas navideñas? Destierra estos alimentos de tu dieta

Queremos que coman fruta y como a algunos niños les cuesta introducirla porque no los hemos acostumbrado desde niños o porque no lo han visto en casa, les damos zumos. Por su proceso de producción llevan mucho azúcar y nada de fibra, mejor a bocados y si tiene que ser en zumo, que sea exprimido en casa y con pulpa, que es donde está la fibra.

No recomendaría ninguno de los que hay en el mercado, antes les metería una botella de agua en la mochila y siempre es mejor batido, que licuado, porque tiene menos azúcar. Y podemos añadir plátano, que sirve para darle mucho dulzor sin meterle azúcar.

Yogures infantiles

Ningún niño debería tomar ningún lácteo que no sea la leche materna o de fórmula hasta el año, así que descartémoslos antes porque solo son una fuente de azúcar. A partir del año, que sean sin edulcorar, si los acostumbramos a que sean sin azúcar desde el principio, mejor.

• Leches vegetales

A partir del año, si les ofrecemos leche animal, que sea solo leche entera. La leche de crecimiento es una bomba de azúcar. Las vegetales también suelen tener mucho azúcar y en el caso de la leche de arroz, mucho arsénico, por lo que no deberíamos ofrecérsela nunca a los niños. Una buena opción sería la leche de avena, que no tiene tanto azúcar y es más nutritiva.

• Desayunos

Desayunamos dulce por la mañana en España y eso influye en el rendimiento escolar de los niños. Sería mejor que desayunase unos huevos revueltos con champiñones o un yogur con semillas. Incluso mejor que no desayune a que se tome un vaso de leche con cereales.

Con información de: La Vanguardia.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close