fbpx
Deportes

Régimen cubano fijará impuesto a ingresos de los peloteros contratados por las Grandes Ligas

El régimen de Cuba impondrá un nuevo impuesto sobre los ingresos a los peloteros cubanos que se contraten en las Grandes Ligas pero la tasa es mucho menor que lo que esos atletas pagarán al fisco de los Estados Unidos, EE. UU.

La ley del presupuesto del 2019 publicada en la Gaceta Oficial el fin de semana, establece que el régimen cubano comenzará a aplicar un impuesto del 4 por ciento sobre los ingresos de los atletas que firmen contratos para jugar fuera de Cuba.

Según el acuerdo entre las Grandes Ligas (MLB) y la Federación Cubana de Béisbol (FCB) anunciado en diciembre, los peloteros cubanos que se contraten directamente en la isla podrán trabajar en los EE. UU. con una visa, lo que pondría fin al tráfico humano en el que se vieron involucrados varias de las estrellas cubanas actualmente en las Grandes Ligas.

La MLB parece haber estado al tanto de este impuesto sobre los ingresos a los peloteros cubanos, indicó una fuente con conocimiento de las negociaciones.

En las conversaciones entre la MLB, la Asociación de Jugadores de la MLB y la contraparte cubana, se discutió en profundidad el tema de los impuestos y se dijo a los negociadores de la MLB que el impuesto cubano estaría en el rango del 3 al 4 por ciento.

Pese al embargo estadounidense sobre Cuba, las regulaciones vigentes permiten que los cubanos que no sean residentes puedan trabajar en EE. UU. abrir cuentas y pagar sus gastos con los salarios o compensaciones recibidas “siempre que el nacional de Cuba no esté sujeto a ninguna obligación o impuesto especial del Gobierno cubano en relación al salario u otra compensación recibida. Eso significa que si el Gobierno cubano les cobraba impuestos a una tarifa especial, nuestros clubes no podían pagar” a los peloteros cubanos, dijo la fuente.

Aunque este impuesto adicional del cuatro por ciento sobre los ingresos obtenidos en el exterior había sido previsto en la ley del sistema tributario del 2012, no había sido implementado hasta ahora.

La ley cubana prevé impuestos a los salarios pero el régimen ha decidido no hacerlos efectivos porque los salarios estatales son muy bajos, unos 30 USD.

Pero artistas, quienes tienen negocios privados, trabajan en una cooperativa y trabajadores de algunas empresas que reciben bonificaciones adicionales sí los pagan. Usualmente, los ingresos por encima de los 2,083 USD tienen un impuesto del 50 por ciento aunque se permiten algunas deducciones.

La ley también prevé que atletas que reciben bonos o “estímulos” en divisa del Estado por haber sido medallistas en alguna competencia internacional paguen impuestos sobre estos bonos pero cada año la Asamblea Nacional los ha exonerado de su pago.

La ministra de Finanzas y Precios, Lina Pedraza, había anunciado a fines de año en la Asamblea Nacional que este año “se realizará el cobro del impuesto sobre los ingresos personales a los atletas que se contratan en el exterior”, sin dar detalles sobre la tasa.

Pese a que el anuncio de Pedraza fue reseñado en la prensa local, la publicación oficial del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) había cuestionado públicamente esta información.

“Es falso que el Gobierno cubano impondrá tasa alguna al salario del jugador que firme en la MLB. ¿Qué dirigente o entidad de la Isla ha dicho tal cosa?”, publicó el semanario JIT en una respuesta a un tuit del senador republicano Marco Rubio, uno de los principales críticos del acuerdo.

Mientras un grupo de aficionados, sobre todo en Cuba, favorece por completo este acuerdo, también existen las voces que claman por su erradicación, entre ellas Rubio, quien cuestionó su legalidad.

Funcionarios del Gobierno de Donald Trump dijeron que estabaN revisando la licencia otorgada por el Gobierno de Barack Obama a la MLB. Para expedir la licencia, el Departamento del Tesoro había determinado que la FCB era una entidad independiente del gobierno.

La legalidad del reciente acuerdo entre la MLB y la Federación Cubana de Béisbol se basa en una decisión de la era de Obama que dictaminó que la federación no está controlada por el Gobierno cubano. Esto no es solo un hecho incorrecto, es una farsa y estoy trabajando para que se anule lo antes posible”, escribió Rubio en Twitter.

La FCB publicó en Twitter que tiene estatus de organización no gubernamental, reconocido por organismos deportivos internacionales, pero en Cuba las ONGs están supeditadas a algún organismo estatal, en este caso el INDER, como indica Ecured, la versión cubana de Wikipedia.

Antes de dirigir la FCB, Higinio Vélez encabezaba la Comisión Nacional de Béisbol del INDER. Antonio Castro, hijo del fallecido Fidel Castro, es vicepresidente de la FCB.

La MLB no ha recibido nueva información de la administración de Trump en relación al acuerdo, según dijo la fuente. El documento fue circulado una semana antes de ser anunciado en diciembre entre varios funcionarios del Gobierno y la Casa Blanca.

Para fines impositivos en EE. UU. los peloteros cubanos serán considerados como extranjeros. Generalmente los extranjeros que trabajan en EE. UU. pagan un impuesto federal del 30 por ciento sobre sus ingresos.

Esta tasa sería diferente si los peloteros cubanos, solicitan una residencia a través de la Ley de Ajuste Cubano, todavía vigente.

No está claro si los jugadores cubanos deberán pagar los impuestos sobre sus bonos en EE. UU. Los jugadores dominicanos firmados en la República Dominicana, por ejemplo, no pagan impuestos sobre sus bonos en EE. UU. y los jugadores cubanos que firman en Cuba podrían ser tratados de la misma manera, según dijeron fuentes cercanas a las negociaciones.

Las estrellas extranjeras que juegan en las Grandes Ligas a menudo tienen asesores fiscales cuando negocian sus contratos para asegurarse de obtener los mayores descuentos fiscales.

En cualquier caso, pasará un tiempo antes que cualquier jugador cubano sea firmado con un contrato de la MLB.

Lo más temprano que el FCB podría liberar a un jugador “amateur” más joven sería el 2 de julio y para los jugadores cubanos que tengan 25 años o más, la primera vez que serían elegibles para firmar contratos de la MLB sería en noviembre durante el período de agencia libre que sigue a la próxima serie mundial.

Las Grandes Ligas pagarán a la FCB una tasa única para fichar al jugador (release fee) de entre el 15 al 20 por ciento del valor total del contrato, similar a los esquemas de pago en otros países.

Si el acuerdo hubiera estado vigente cuando los Dodgers de Los Ángeles ficharon al pelotero cubano Yasiel Puig por 42 millones, la FCB hubiera obtenido alrededor de 7 millones de USD como tasa de liberación. El Gobierno hubiera recibido cerca de 1.7 millones de USD adicionales por impuesto a los ingresos.

Pero muchos expertos creen que debido al estado del béisbol cubano actualmente, muy pocos peloteros obtendrían esos contratos millonarios.

“No tenemos idea de cuándo ni cómo podrán estar en Cuba nuestros scouts’’, dijo un empleado de una franquicia de las Grandes Ligas. “Imagino que son cosas que se irán respondiendo durante las próximas semanas y meses’’.

La FCB se lanzó el fin de semana a una ofensiva para recabar apoyo al acuerdo y reveló que los peloteros podrán viajar a EE. UU. con sus familiares.

Durante muchos años, los peloteros que se iban del país para jugar en otras ligas eran considerados desertores por el régimen cubano y podían pasar muchos años antes de volver a ver a sus familias en Cuba.

“Restaurar el Estadio Latinoamericano se ha ido logrando a pasos durante los últimos años’’, escribió la Federación en Twitter. “¿Cuánto más podremos mejorar nuestros otros parques, después de unos años de implementar el acuerdo entre FCB y MLB?’’.

En otra entrada se leía que “le dinero que reciba la FCB por la tasa de liberación no afectará el salario del jugador. ¿Alguien debe oponerse a ese paso de avance?’’.

Con información de El Nuevo Herald 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close