fbpx
Rafael Poleo / Corto y Profundo
Destacados

La protectora disciplina de Guaidó

Tras larga vida de estricta sumisión a la “disciplina partidista” de Copei, el ex dirigente copeyano Enrique Aristiguieta Gramcko se dispara un manifiesto exigiendo al presidente (i) Juan Guaidó que se sacuda de toda “disciplina partidista”. Una disciplina que Aristiguieta tuvo buen cuidado en observar mientras Copei existió y pudo proporcionarle cargos importantes, situación bien distinta a la de Guaidó, cuyo partido, Voluntad Popular, tiene mucho más en su futuro que en su pasado.

“Disciplina partidista”, la de Guaidó, que al extenderse a la de una ancha y sólida mesa de cuatro patas (VP, AD, UNT y PJ), se convierte en disciplina social, esa “pendejaíta así” que a los venezolanos nos ha impedido ser un gran país. Por supuesto, sin el sustento de esas cuatro patas, Guaidó sería pasto de los padrinismos, que son dos: uno, el del hombre de Moscú que acecha en Fuerte Tiuna, y otro, los delincuentes financieros que a un Guaidó desvalido le ofrecerían lo que le están dando a la candidata de Aristiguieta. ¡Ni pendejo que fuera el guaireño!   

Tags
Mostrar más

Rafael Poleo

Director -Editor del diario El Nuevo País. Fundador de la Revista Zeta. Presidente del Grupo Editorial Poleo. Periodista. Analista político.

Artículos relacionados

Close
Close