fbpx
Columnistas
Destacados

EDDO POLESEL: El colapso de una revolución

EL COLAPSO DE UNA REVOLUCIÓN

        ***Es dramática la situación que se vive en Venezuela: el 82 % de la población ha caído por debajo del umbral de la crisis humanitaria.

 Por EDDO POLESEL

La Conferencia Episcopal Venezolana ha declarado que la democracia en Venezuela se ha “desmembrado”. Nosotros creemos que con repercusiones que se acentúan mucho más en los estratos más bajos de la población. Las estimaciones calculan en 50.000 las personas muertas por la criminalidad y los asesinos permanecen impunes.

Por otra parte, la situación ha venido agravándose por las enfermedades de quienes no han podido ser atendidos debidamente. Lo confirma el nivel de pobreza extrema, que se está haciendo cada día más crítico e insostenible, por cuanto el 82 % de la población ha caído por debajo de la crisis humanitaria. Cada día se agrava la situación por la carencia de medicinales y de atención médica. Todo lo cual ocurre, a pesar de las afirmaciones del régimen de que todo está normal. Quienes nos gobiernan se niegan en admitir que estamos entrando en una crisis humanitaria de dimensiones altamente preocupantes por su progresividad indetenible.

A pesar de ello el régimen sigue su ruta sin tomar en cuenta las alarmas, que se hacen cada día más insistentes por las condiciones de precariedad en la cual se encuentra la ciudadanía debido al alto costo de los alimentos; a la inflación que ya se ha convertido en hiperinflación, la cual eleva estratosféricamente y en forma diaria el costo de los alimentos, de las medicinas y de los insumos. Todo lo cual eleva día a día la precariedad económica y la seguridad pública en general.

Luego tenemos que los medios de transporte públicos y privados han reducido sus plazas por falta de repuestos, por lo cual la ciudadanía debe hacer largas colas para encontrar un puesto a fin de ir al trabajo y luego el calvario de encontrar transporte para regresar a sus hogares. Las colas cada día son más largas, lo cual reduce las horas de descanso de los ciudadanos.

La Conferencia Episcopal Venezolana ha declarado que la democracia en Venezuela se ha desmembrado y nosotros agregamos que es así pero con repercusiones que se acentúan en los estratos más bajos de la población y en el interior del país. Ahora bien, frente al drama que estamos viviendo, existe el peligro de que por medio de un bombardeo de informaciones tergiversadas por parte del régimen se termine por aceptar todo, y esto es lo que está tratando de lograr el régimen que nos mal gobierna. En realidad, debemos reconocer que si no concentramos nuestras actitudes de rechazo con unas presencias masivas consistentes, coherentes y continuas no saldremos de esta situación sino que continuará su tendencia negativa porque el régimen no quiere dar su brazo a torcer.

Ha llegado la hora de despertar de esta posición. La ciudadanía en general debe reaccionar, pues de nosotros depende que el régimen se dé cuenta de la situación en la que nos ha metido a todos, a excepción de los protegidos del régimen. Esto no puede continuar. Debemos cambiar de estrategia con una táctica puntual, dirigida al centro del huracán que nos está embistiendo a todos. ¿Hasta cuándo durará esta peligrosa situación? Durará en la medida de nuestra actitud de reaccionar. Si esta es lenta y poco consistente, continuaremos por mucho más tiempo con esta tragedia.

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close