fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: Las mujeres y el poder

JAIME GRANDA

Las mujeres y el poder

 Por JAIME GRANDA

***Hay indicios de que pronto, mujeres conscientes de la necesaria paz  accederán a la presidencia en Estados Unidos y Venezuela.

Este viernes 8 de marzo se celebró el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, según quedó institucionalizado en 1975 por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y que finalmente se conoce simplemente como Día Internacional de la Mujer.

Para la mayoría de la gente, ese reconocimiento parece algo normal y sin mayor trascendencia, pero resulta que detrás del mismo hay una larga historia que pasa por el origen de las religiones hoy conocidas como monoteístas, las cuales bajaron a las mujeres del pedestal que tenían y las relegaron a un plano inferior al del hombre.

La primera celebración del Día Internacional de la Mujer se realizó el 19 de marzo de 1911 en Europa, específicamente Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, y poco a poco se extendió a otras naciones que entendieron el mal perpetrado por los machistas que convirtieron a las religiones monoteístas en su instrumento de dominación.

La adulteración de la verdad histórica todavía impera en gran parte del mundo con la complicidad de los Estados, aunque importantes religiones monoteístas están corrigiendo sus errores.

La anulación femenina llegó a tal magnitud que fue el primero de julio de 1974 cuando por primera vez una mujer llegó a la presidencia de su país. Se trata de la argentina María Estela Martínez de Perón, conocida como “Isabelita”, elegida vicepresidenta y asumió la presidencia al morir el titular, su esposo, Juan Domingo Perón.

La primera surgida de elecciones directas fue Vigdis Finnbogadottir, quien en 1980 asumió la presidencia de Islandia.

En América Latina, la primera presidenta elegida por votación de los ciudadanos fue Violeta Chamorro en la Nicaragua de 1990; la segunda, fue la panameña Mireya Moscoso, en 1999, y la tercera, la chilena Bachelet, en 2006.

El machismo se mostró en toda su plenitud en febrero de 1997 cuando Rosalía Arteaga asumió como presidenta provisional de Ecuador y el presidente del Congreso, Fabián Alarcón, la destituyó a los tres días con apoyo del Ejército y gobernó hasta agosto de 1998.

Lo cierto es que las mujeres regresan a su sitial del comienzo de la humanidad. Las primeras tribus y las primeras religiones respetaron la conexión natural de la mujer con el Universo y sus deidades eran femeninas.

La arqueóloga Marija Gimbutas, nacida en Lituania, como Jurate Rosales, la directora de la Revista Zeta, y ambas dieron clases en universidades de Estados Unidos, logró durante varias excavaciones identificar la diversa y compleja estructura de representaciones de figuras femeninas en el Paleolítico y el Neolítico como una imagen única y universal de la “Diosa Madre”, además de un surtido de deidades femeninas.

Fue su aporte a la tarea de desmoronar las falsificaciones de los amantes del patriarcado y ampliar el camino del regreso de la mujer a ser cabeza de familia de todo el planeta.

Justamente ahora hay indicios de que pronto, mujeres conscientes de la necesaria paz mundial  se convertirán en  presidentas en Estados Unidos y Venezuela.

Muchas mujeres se están preparando y advierten sobre la importancia de la sinceridad con los que serán gobernados para superar las crisis causadas por la prepotencia y las ínfulas guerreras de los hombres que han derramado mucha sangre humana para satisfacer sus egos.

@jajogra

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close