fbpx
ColumnistasNacionalesRafael Poleo / Corto y Profundo
Destacados

RAFAEL POLEO: Por un puñado de dólares

Por un puñado de dólares

 Por RAFAEL POLEO

La apelación al estamento militar para que le saque de encima un mal gobierno ha sido una de las costumbres políticas más arraigadas en el latinoamericano común. Es componente de un patrón de conducta con origen anterior a la república, cuyas raíces se vigorizaron regadas con la sangre de un pueblo desnutrido y palúdico que, como lo registrara Andrés Eloy Blanco, la única posibilidad de superación que tuvo fue la de marcharse “detrás de un hombre a caballo”.

La rogativa se está repitiendo con una audaz variante, la de que esta vez los militares no sean los venezolanos –socios incómodos de los civiles que deformaron la fantasía de  Hugo Chávez-, sino los rangers y marines mitificados en las peores películas de Hollywood. Muy explicable y hasta muy legítimo. ¿Acaso no fueron esos militares quienes sacaron de la Francia orgullosa y altiva a los invasores nazis que meaban sus borracheras de Veuve Cliquot bajo el Arco de Triunfo? ¿No fueron ellos quienes a principios del  siglo XX corrieron a las tropas europeas que tras practicar tiro al blanco con nuestros vetustos castillos costaneros pretendían desembarcar para  repartirse los despojos de una república fallida?  (Disculpen que no insista en la similitud: es otro tema).

Hasta allí todo tiene el enfermizo atractivo de las anormalidades a las cuales estamos acostumbrados. La verdadera aberración está en las maniobras de unos señoritingos al servicio de los delincuentes financieros que sin pudor alguno sabotean el esfuerzo colectivo por restablecer el régimen democrático, exigiendo al comando legítimo de la Oposición que decida el desembarco de John Wayne y Rambo como si el comandante supremo del aparato militar estadounidense fuera Juan Guaidó. Son estos pijos los únicos en ignorar que Estados Unidos está desarrollando un plan de acción sobre el cual no podemos pretender influencia, y que en ese plan la acción militar tiene un momentum que a lo sumo podremos acelerar haciendo justamente lo que la Unidad está haciendo: mantener vigente el repudio de los venezolanos a un  régimen inepto y ladrón cuya ilegitimidad se hizo escandalosa a partir del 10 de enero de este año.

Ya fracasaron en la campaña de descrédito que mancha el historial profesional de muchos periodistas del exilio. Ahora les toca destruir a Juan Guaidó luego de que éste desanimó un inicial esfuerzo por alborotarle pujos napoleónicos. Todo para que a un par de rufianes bien vestidos no se les reclamen los 5 mil millones de dólares que estafaron a la nación venezolana. Pero esa es otra historia.

Tags
Mostrar más

Rafael Poleo

Director -Editor del diario El Nuevo País. Fundador de la Revista Zeta. Presidente del Grupo Editorial Poleo. Periodista. Analista político.

Artículos relacionados

Close
Close