fbpx
DestacadoInternacionales
Destacados

EDUARDO MARTÍNEZ: Dramático rescate salva la vida en Italia a 51 adolescentes

Eduardo Martínez

Dramático rescate salva la vida en Italia a 51 adolescentes

 Por EDUARDO MARTÍNEZ – Corresponsal en Italia

Italia enmudeció al mediodía de este martes 20 de marzo, luego de un pazzesco (loco) atentado que pudo haber costado la vida a 51 niños y tres acompañantes adultos.

El suceso tuvo lugar en el San Donato Milanese, periferia de la ciudad de Milán, al norte de Italia, cuando el chofer del autobús escolar Ousseynou Sy (senegalés de 47 años) desvió la ruta del colectivo escolar y secuestró a los estudiantes.

Sy detuvo el bus y amenazó con una cuchillo de 20 centímetros a los estudiantes adolescentes y sus acompañantes, para luego maniatarlos, rociarlos con gasolina y prenderles fuego.

El suceso tuvo un desenlace inesperado, cuando un muchacho de 13 años logró zafarse de la cinta que lo inmovilizaba y escaparse. Acto seguido llamó al servicio telefónico de emergencia, lo que activó un operativo de los carabineros, quienes llegaron a tiempo para rescatar a los 51 estudiantes y los 3 acompañantes.

“Un milagro”, no cesaban de repetir las víctimas de este extraño secuestro e intento de asesinato masivo, una vez estuvieron a salvo. Habían visto la muerte de cerca. Una horrible muerte.

Para la fuerza policial italiana, así como para los procuradores que realizan las investigaciones, el suceso no está claro. Aseguran que tiene todos los elementos para ser considerado un acto terrorista. Sin embargo, el procurador Alberto Nobili considera que es un caso aislado y no tiene relación alguna con ISIS. Es lo que declaró a la prensa luego de los primero interrogatorios a Sy, quien solo tuvo quemaduras en las manos y fue detenido por los carabineros que actuaron en el lugar del suceso.

En la noche, los servicios informativos de la televisión italiana ya relataban detalles turbios de la vida de este chofer escolar. Sy es un ciudadano italiano que luego de 15 años ininterrumpidos de trabajos en la misma empresa se percibía como un tipo tranquilo. Sus compañeros de trabajo lo consideraban un gran trabajador y excelente chofer. Sin embargo, registros policiales señalan que había sido detenido en 2007 por manejar borracho y por la presunta violación de una menor en el 2011, aunque la acusación fue de “molestar sexualmente”. La condena llegó en el 2018, con pena suspendida de un año.

La Procura de Milán ha pedido un examen siquiátrico de Ousseynou Sy. Sus declaraciones, aparte de contradecir lo confiado a los efectivos policiales, cambiaron al declarar a los investigadores, lo cual impide aclarar las motivaciones del senegalés. En ese cambio de declaraciones, Sy señaló que conduciría el bus hasta el aeropuerto milanés de Linate, para volar a África. A los carabineros que lo arrestaron declaró que había secuestrado y dado fuego al bus para “parar los muertos de emigrantes en el Mediterráneo”. En tanto las víctimas le habían oído decir en baja voz, en el momento de mayor tensión dentro del bus, palabras de odio en contra de los ministros Salvini y Di Maio.

El héroe de este suceso resultó ser el adolescente Ramy, quien escapó y alertó telefónicamente a los servicios de emergencia valiéndose del celular que le había escondido al secuestrador. Ramy nació en Italia, es hijo de inmigrantes egipcios, y aunque parezca increíble, luego de 13 años todavía no se le ha sido reconocida su nacionalidad italiana porque el proceso migratorio de sus padres está bajo estudio. En el seguimiento del caso, el ministro Luigi Di Maio declaró a los medios que propondría una petición de ciudadanía por méritos especiales. “Puso en riesgo su propia vida para salvar la de sus compañeros (…)  Escucharé personalmente al presidente del Consejo (Conte) en este sentido”, señaló Di Maio.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close