fbpx
NacionalesSin categoría
Destacados

JULIO CÉSAR CAMACHO: Los destructores de un país llamado Venezuela

Los destructores de un país llamado Venezuela

***Incapaces de producir algo o de permitir que los demás produzcan, regímenes como los de Venezuela y Cuba trabajaron para apoderarse de lo ajeno.

Por Julio César Camacho

Venezuela no es más pobre porque no ha sido más rica. Así lo comentábamos con un avezado economista que nos recordaba los tiempos que esa nación era una de las más ricas del mundo y abanderada de la economía latinoamericana.

Veamos en dos rubros, algunas cifras que muestran lo que fue Venezuela hasta hace pocos años y las de ahora, tomadas de un indicador económico introducido a principios de los años noventa por el Fondo Monetario Internacional para comparar de una manera realista el nivel de vida entre distintos países y atendiendo al producto interno per cápita en términos del coste de vida en cada país.

En el 2015, y ya con tres lustros a cargo de los chavistas, el PIB por habitante era de $10,578 ubicando al país en el puesto número 12 , por debajo de Uruguay, Antigua y Barbuda, Argentina, Panamá, Chile y Costa Rica. Tres años más tarde el PIB era casi tres veces menor, colocándose en el puesto número 30 y solo por encima de Honduras, Nicaragua y Haití.

En cuanto a la producción petrolera en el 2008 y según fuentes de la OPEP, Venezuela llegó a producir casi 2,400,000 barriles diarios pero el pasado mes de marzo y debido a los apagones, la producción fue menor a los 800,000 barriles diarios, es decir, casi igual a la producción de Colombia que no es precisamente un país petrolero.

Hoy día ,Venezuela produce algo menos de un millón de barriles diarios y según los expertos será menor pronto porque la infraestructura de esa industria está por el suelo. Si tomamos en cuenta la producción actual, Venezuela está en el puesto número 22 según U.S. Energy Information Administration (Oficina de Energía de Estados Unidos). Son cifras de su base de datos para el año 2019.

Cabe citar que en 1970 Venezuela producía más de 3,800,000 barriles diarios por lo que pocos logran entender cómo estos señores, en lugar de aumentar la producción o llevarla a cifras altas de antaño, han acabado en tan poco tiempo con la economía del país.

Está comprobado que regímenes como los de Venezuela y Cuba solo saben apoderarse de lo ajeno pero son incapaces de producir o permitir que otros produzcan. Venezuela no solo exportaba petróleo puesto que tenía buena producción de gas, hierro, bauxita, aluminio, oro, agricultura, ganadería y hasta energía eléctrica, que por cierto llegaron a vender a Brasil y Colombia.

Hoy día Venezuela está arruinada y la infraestructura para producir está por el suelo. Agregamos que en el tope de esta tragedia hay que mencionar el hecho de que millones de venezolanos han huido en estampida durante estos últimos años a otros países ante tanta incompetencia de un régimen que les ha hecho pasar hambre y necesidades.

Ahora los venezolanos tienen meses a oscuras porque el régimen fue incapaz de manejar la industria eléctrica. Los que gobiernan Venezuela no tienen la más mínima idea de lo que es gerencia o productividad. No creen en los mercados ni en la libre empresa. Solo saben reprimir a quienes les critican por su incompetencia y por tanta corrupción. Se vanaglorian de su verborrea barata que repiten una y otra vez como si esa fuera la única solución a los problemas del país .

Pero lo más grave es que no admiten su inoperancia e ineficacia. Ya no hayan que payasada expresar con respecto a las recientes apagones y han dicho que se trata de un saboteo del presidente Donald Trump, de los escuálidos, de la derecha, de Colombia, de una iguana, de un ataque cibernético o de un fusil disparado desde larga distancia.

“Fue un ataque con fusil, seguramente por un francotirador lo que generó un daño que buscaba dejar varias semanas sin luz al país”, dijo Nicolás Maduro en cadena nacional de radio y TV el 28 de marzo. Y ahora no solo hablan de “Guerra Económica” sino de “Guerra Eléctrica”.

La única y sola verdad es que a estos gobernantes se les peló un cable o se les quemó el fusible que les instalaron en La Habana. Maduro y sus compañeros de régimen son unos incapaces que no tienen la más mínima idea de lo que es gerenciar o administrar una nación. Lo único que han sabido hacer es comprar conciencias dentro del país y votos en organismos internacionales. Dentro del país el único sustento que tienen es el de los militares que deberían sentirse avergonzados por dejar destrozar la herencia dejada por nuestros libertadores.

Ahora y para colmo, chinos y rusos alargan el sufrimiento. Desde luego, a ellos no les duele porque están a miles de kilómetros de distancia.

Así las cosas, el panorama no se ve fácil para la nación que nos vio nacer y sobre todo cuando vemos militares vendidos y sin conciencia que ponen sus armas al servicio, no de 30 millones de venezolanos, sino de bandidos que están robando al país.

Razón tienen quienes dicen que a menos que las Fuerzas Armadas tomen conciencia de su responsabilidad, el país seguirá siendo explotado, humillado y reprimido por estos fulanos protagonistas del mal llamado “socialismo del siglo 21”.

_____

Este artículo fue originalmente publicado en “El Nuevo Herald”, de Miami.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close