fbpx
ColumnistasInternacionalesLatinoaméricaNacionales
Destacados

ALFREDO MICHELENA: El viaje de Pompeo

ALFREDO MICHELENA

El viaje de Pompeo

 El Secretario de Estado realizó un periplo de cuatro días por la región, en su estrategia de articular más profundamente una coalición para enfrentar no solo al régimen de Maduro sino a las potencias extracontinentales que, según él mismo, son tóxicas para la economía, promueven la corrupción y favorecen las dictaduras.

Por ALFREDO MICHELENA

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, visitó cuatro países latinoamericanos la semana pasada. Se ha afirmado que su objetivo fue palpar la crisis y la disposición de los diversos gobiernos para articular una estrategia colectiva para resolver el tema Venezuela; cierto, pero dentro de un marco geopolítico global.

          Los viajes del Secretario de Estado

Este viaje de cuatro días, que se inició el 12 abril y que le permitió reunirse con los presidentes de Chile, Paraguay, Perú y Colombia, no es su primer viaje a la región. En 2018 había visitado México y asistido a la toma de posesión de Jair Bolonaro en Brasil, donde se reunió con varios presidentes como Martin Vizcarra, de Perú para luego viajar a entrevistarse con Iván Duque, de Colombia, en Cúcuta, donde palpó la tragedia venezolana.

Tampoco es el primero de un Secretario de Estado de la administración Trump por la región.  Rex Tillerson la había visitado un par de veces, pero Pompeo a diferencia de su predecesor, es un “halcón” que viene de ser director de la CIA y que entiende cómo se mueve la política en el gran tablero mundial.  Sin descartar los temas de democracia y derechos humanos, así como el de las organizaciones criminales internaciones que planteaba Tillerson, con Pompeo claramente toma presencia el contexto geopolítico que se juega entre las potencias mundiales y sus aliados en la región.

Las nuevas motivaciones

Las preocupaciones que motivaron este viaje se deben entender en la estrategia de los EE.UU. de recuperar su influencia en la región y como contrapartida debilitar la presencia de China y Rusia –y sus aliados en la región y fuera de ella. En este contexto, el tema de Venezuela finalmente aparece articulado en esta estrategia, junto a los regímenes de Cuba y Nicaragua. Claro que el tema de la crisis venezolana y su impacto en la región fue tratado, pero ahora articulado con la necesidad de neutralizar al menos políticamente a las potencias extracontinentales y recuperar la influencia de EE.UU. en el continente.

Por lo anterior vemos una y otra vez que el tema de China y Rusia aparece en estas conversaciones. El mismo presidente de Chile, Sebastián Piñera señalaba que habían discutido el tema de Venezuela, la guerra de tarifas con China y la famosa “Nueva Ruta de la Seda” que propone China. La preocupación de Pompeo es que los latinoamericanos se dejen seducir por China y Rusia y terminen no solo no mejorando sino empeorando.

En Chile, Pompeo sentó el tono de su gira al declarar que la influencia militar y económica de China y Rusia en la región permite el desarrollo de líderes autoritarios y difunde la corrupción. Y advirtió a los líderes latinoamericanos que ellos “una vez que entran en la casa, ponen trampas, hacen caso omiso de las reglas y propagan el desorden”. Estos países, nos dice el norteamericano “… están siendo hipócritas en pedir la no intervención en los asuntos de Venezuela, cuando sus propias intervenciones financieras han ayudado a destruir el país”. Las reacciones de China y Rusia no se hicieron esperar.

 

Cúcuta

Luego de Chile, Pompeo visitó Paraguay y Perú. En Perú, dijo que el número creciente de refugiados en el país, que ha sobrepasado el medio millón de personas, es “el resultado directo de los rusos, de los cubanos y de Nicolás Maduro”. Y en ambos países hubo compromisos de no sesgar sino endurecer la lucha por devolver la democracia y la prosperidad a Venezuela. En lo regional, el objetivo, como dijo Pompeo, es “lograr que la gente se quede en su país de origen para que no necesiten migrar, es nuestra profunda esperanza de que vuelvan a su país de origen”.

En Cúcuta, principal puerto de ingreso de los venezolanos que siguen huyendo en estampida hacia el sur, Pompeo “se reunió con organizaciones que apoyan a los venezolanos que huyen del opresivo régimen de Maduro, y evaluó los desafíos de entregar ayuda humanitaria a Venezuela”.

Allí dejó muy claro en rueda de prensa, junto al presidente Duque, que “La salida de Nicolás Maduro es prioridad para EEUU. “y que apoyan “…todas las acciones en busca de la libertad de los venezolanos. La usurpación de Maduro debe terminar”. Por su parte, Duque adelantó que, en la reunión del Grupo de Lima, que comenzó ese mismo día “apelaremos a todas las sanciones políticas, económicas y diplomáticas para aislar a la dictadura y permitir esa transición en Venezuela”.

 

         El Grupo de Lima

El periplo de Pompeo pareció ser el prefacio a la reunión del Grupo de Lima, que se realizó en Santiago de Chile el 15 de abril. Al final de la reunión se emitió un comunicado en el cual el grupo expresó puntos que, entre otras cosas, muestran que estos países ya se estarían alineando con una posición más geoestratégica, al subrayar especialmente a “Rusia, China, Cuba y Turquía por el impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro causa a nuestra región” y al “…proceso de transición y el restablecimiento de la democracia en Venezuela”. Adicionalmente, solicitan “el retiro inmediato de los servicios de inteligencia, seguridad y fuerzas militares que se han desplegado en ese país sin amparo en la Constitución venezolana”.  Esto es un señalamiento directo a los cubanos y a los rusos.

Muchos tenían la convicción de que el viaje de Pompeo hubiera sido para presionar por la salida militar y ven en del Grupo de Lima un fracaso. Sin embargo, hay avances. Por ejemplo, el grupo reconoce que ya hay fuerzas militares extranjeras en Venezuela de forma inconstitucional. Además, la administración de Trump ha dejado claro todavía hay más medidas que agotar antes de llegar implementar alguna que implique el uso de la fuerza.

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close