fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

EDUARDO MARTÍNEZ: Italia rompe el cerco europeo a Maduro

Eduardo Martínez

Divorcio a la italiana: Italia rompe el cerco europeo a Maduro

 Por EDUARDO MARTÍNEZ – Corresponsal en Italia

La visita a Caracas en Semana Santa de un consejero de Giussepe Conte, premier de Italia, habría resultado en un rompimiento del cerco de la Unión Europea al gobierno de Nicolás Maduro.

En todo caso, estaríamos en presencia de una especie de “Divorcio a la italiana”, la célebre película con Marcello Mastroiani y Stefania Sandrelli de 1961, que dibujó la manera italiana de abordar las crisis, con ambigüedad y poca claridad.

Esta ambigüedad se manifiesta en la posición del Premier Conte, quien señala que deben hacerse elecciones presidenciales en Venezuela -lo que constituye un claro desconocimiento del nuevo período presidencial de Nicolás Maduro-, y acto seguido no reconoce la presidencia de Guaidó –lo que constituye un desconocimiento de la presidencia interina de Guaidó.

En declaraciones exclusivas al diario milanés “Il Corriere della Sera”, publicadas el pasado Viernes Santo, el premier Conte confió que en cuanto a la crisis en Libia –de gran importancia estratégica para Italia- había sostenido conversación telefónica con el presidente Donald Trump. “Lo invité a ayudarme a buscar una solución política. La opción militar, apoyada también por miembros de la comunidad internacional, ha fracasado”, dijo. A lo que añadió que “en Libia vimos que teníamos razón, porque hablamos con todos los actores libios y con el tablero de ajedrez del Mediterráneo. Incluso Venezuela nos ha criticado, y en cambio las cosas van en nuestra dirección”.

Cuando un periodista le señala que “en realidad al principio parecías apoyar al régimen de Nicolás Maduro”, Conte aseguró que “Nunca como un gobierno. Y no es casualidad que ahora estemos llevando a cabo una mediación a favor del diálogo con la Santa Sede, apoyada por los Estados Unidos. Estamos con el pueblo venezolano, que en parte es de origen italiano, y siempre hemos pedido elecciones presidenciales creíbles y transparentes”.

 

Estas declaraciones no pasaron desapercibidas para el resto de la prensa italiana. Por una parte, el reconocimiento de un encuentro telefónico con el presidente Trump. En segundo lugar, y no menos importante, fue la revelación de una acción conjunta con el Vaticano, en relación a la crisis venezolana.

El diario “La República” se sumergió al día siguiente en los cabos sueltos de las declaraciones de Conte. Recurrió a sus fuentes en Washington y en la Santa Sede. El diario fechó la llamada telefónica para el miércoles 17 de abril. Un día después de que el Consejero Diplomático de Conte, el embajador Pietro Benassi, concluyera una misión discreta en Caracas. La nota del periodista confirmó los temas tratados en la conversación de los dos jefes de gobierno: la crisis militar en Libia  y la crisis en Venezuela, así como también la presencia en Caracas de un enviado del gobierno de Italia.

Libia es un asunto de vital importancia geopolítica para Italia. Apoya al gobierno de Tripoli de Fayez Mustafa Serraj, en momentos en que el mariscal Khalifa Haftar inicia un ataque contra el gobierno reconocido y apoyado por Italia. En cuanto a Venezuela, La República aseguró que “Trump y Conte acordaron la urgencia de celebrar elecciones presidenciales en Venezuela a través de un proceso democrático efectivo”.

El vaticanista Giancarlo De Palo, de la web “Libero Reporter”, abordó el suceso político bajo el titular: ¿Qué tiene que ver Libia con Venezuela? Pregúntale a Donald Trump. De Palo apuntó que el premier italiano habría solicitado a Trump “apoyo estadounidense en Libia, a cambio del reconocimiento italiano del presidente venezolano Guaidó”. Según el periodista:  “Conte habría preparado el terreno al enviar al diplomático italiano Benassi a una entrevista con Guaidó”. Una aseveración que en Caracas no está muy clara. “Conte favoreció a la flema anglosajona con respecto al rechazo inmediato de las posiciones vergonzosas y retrógradas y marxistas en favor de Maduro que aún sobreviven con Alessandro Di Battista, en el Movimento de 5 estrellas (MVS)”, señaló De Palo. Di Battista es un nombre, que según los políticos romanos, “los venezolanos no deben olvidar” por su presunta vinculación con el gobierno de Caracas.

Benassi en Caracas

La visita del embajador Benassi estuvo precedida por un impresionante flujo de invitaciones a los integrantes de la comunidad italiana en Venezuela. En la invitación, fechada para el lunes 15 de abril, se precisó que estaría el embajador de Italia, Silvio Mignano, los cónsules generales en Caracas y Maracaibo, y un representante del gobierno de Italia cuyo nombre se mantendría en secreto por razones de seguridad.

Ese “nombre tapado” resultó ser el embajador Pietro Benassi, un diplomático de carrera, que con la coalición que llevó a Conte a presidir el gobierno italiano, alcanzó el más alto puesto logrado en su carrera: Consejero diplomático del Presidente del Consiglio.

Como era previsible, el desconocimiento del nombre del enviado  despertó reservas entre los integrantes de la comunidad italiana en Venezuela. Un viejo inmigrante italiano, de gran experiencia en estas reuniones con representantes del gobierno de Roma, señaló que “este hombre vino seguro a negociar con Maduro; y se reúne con nosotros para aplacarnos y esconder el objetivo de su visita”. Tema que parece haber recibido ecos en otros miembros de la comunidad italiana, porque son innumerables las penurias y protestas de los italianos en Venezuela. Rechazan al gobierno de Maduro. Se quejan del trato dado en los consulados, y resienten la poca ayuda a los italianos necesitados que viven en el país suramerciano.

La reunión, realizada en el auditórium del Centro Ítalo Venezolano (CIV), situado en un lado de la autopista de Prados del Este, habría resultado un desastre, según la opinión de varios miembros de la comunidad. Lo que recogió la página web “Agora Magazine”, publicada en italiano desde Caracas, señaló: “enésima ocasión perdida”.

A pesar de los intentos de los directivos del club social de señalar que allí no se hablaba de política, la concurrencia no perdió la oportunidad para reclamar y decirle en su cara a Benassi lo que pensaban. Entre ellos Franco Castiglione, expresidente del CIV.

 

En todo caso, el visitante Benassi durante el encuentro no habló claro del verdadero objetivo de su visita a Caracas. Aunque mencionaría que al día siguiente tendría reuniones con diversos representantes políticos.

La noticia de ese objetivo vendría de Italia, a raíz de las declaraciones del Premier Conte, y de Caracas, de lo poco divulgado en el parte diplomático de la cancillería venezolana.

De acuerdo con una nota del Palazzo Chigi –sede de la presidencia del Consiglio- “Durante su visita a Caracas, el Embajador Benassi, junto con el Nuncio Apostólico en Venezuela, Monseñor Aldo Giordano, se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y varios miembros de la Asamblea Nacional de Venezuela”.

En la nota de prensa de la cancillería venezolana, se enfatiza el discurso “pacífico” del régimen imperante en Venezuela, y no se menciona cuál fue la posición que el embajador Benassi trajo de Roma.

En cuanto a la presunta reunión con Guaidó, fue imposible confirmar si hubo ese encuentro presumiblemente del martes 16 de abril. Tanto las oficinas de prensa de la Asamblea Nacional y de Guaidó, así como el encargado de llevar las relaciones con Italia, vía telefónica señalaron “desconocer si tuvo lugar esa reunión”.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close