fbpx
InternacionalesNacionalesRafael Poleo / Corto y Profundo
Destacados

RAFAEL POLEO: La maleta de Maduro

La maleta de Maduro

 Por RAFAEL POLEO

El Caso Venezuela abandonó el escenario doméstico el martes pasado y pasó al centro de la escena mundial cuando Pompeo, Bolton y Abrams informaron que ellos tenían firmado con los venezolanos ministro de la Defensa, presidente del Tribunal Supremo y Jefe de la Casa Militar, la salida pacífica de Maduro. Maduro ya subía al avión que le llevaría a la impunidad cuando una orden de Putin le obligó a devolverse. Esa oficialización de dependencia es lo más importante que ha ocurrido desde que la Asamblea Nacional declaró usurpador a Maduro (cuyo mandato terminó el 6 de enero) y nombró Presidente Interino a quien en ese momento presidía el honorable Poder Legislativo, diputado Juan Guaidó.

Esto es lo más importante y, de paso, lo mejor que ha pasado y podía pasar, porque, como a principio de este siglo dije a los presidentes del Círculo de Montevideo, “la sociedad venezolana no tiene defensas para enfrentar este atraco fascista, sólo podrá salvarse por una acción externa”. Esa acción externa quedó planteada cuando Chávez, seducido por Fidel, se comprometió con los rusos y todo lo que fuera anti-occidental, lo cual lo convirtió en un peligro para la seguridad hemisférica. Estaba condenado. Ahora, cuando los responsables de la seguridad hemisférica oficializan esa situación, no pueden menos que sacar como sea a los enemigos de Occidente que secuestran a Venezuela.

Esto es más cierto si el enemigo es Rusia. El presidente Trump está bajo un despiadado asedio de quienes le acusan de acuerdos ocultos con Putin, algo defenestrante. Altos trumpistas, del Secretario de Estado para abajo, a coro informan que Putin manda en Venezuela a través de Maduro. Si el pelele sigue allí, los feroces anti-trumpistas exhibirán eso como prueba de que a quien hay que sacar es a Trump, aún antes de las elecciones del 2020, como plantea “The New York Times”.

Nada de esto puede habérsele pasado por alto a los tres tigres, no precisamente tristes, que aprovecharon el incidente de la maleta deshecha para poner el dedo en la llaga que hace gemir a Trump. Como tampoco podían ignorar que, publicitada la conexión Putin-Maduro, sacar a Maduro será muestra de que entre Trump y Putin no existe contubernio. En este momento, nada hay tan útil a Trump como sacar a Maduro.

O sea, que Maduro no debe deshacer la maleta que se le quedó fría el martes. El vuelo sólo ha sido diferido y debe rogar a Sai Baba que no se lo cancelen.

Tags
Mostrar más

Rafael Poleo

Director -Editor del diario El Nuevo País. Fundador de la Revista Zeta. Presidente del Grupo Editorial Poleo. Periodista. Analista político.

Artículos relacionados

Close
Close