fbpx
ColumnistasInternacionalesLatinoaméricaNacionales

PEDRO GONZÁLEZ SILVA: El cielo entero está conspirando

Pedro González Silva

El cielo entero está conspirando

***Una gran “coincidencia” astrológica nos trae una figura conocida como el “Dedo de Dios”, entre las cartas astrales de Venezuela y Guaidó, que señalan a Plutón, el astro de la destrucción y el renacimiento. En medio de esta energía está Saturno de Donald Trump.

Por PEDRO GONZÁLEZ SILVA

La semana pasada mencionamos que el vínculo astrológico entre Juan Guaidó y Donald Trump se activaría, y ya Marte tocó el Sol en Géminis del mandatario estadounidense y el Nodo Lunar Norte del presidente interino de Venezuela.

La manifestación de este aspecto astrológico lo hemos visto (hasta el momento de escribir este artículo) a través de diversas informaciones publicadas en las redes sociales, por fuentes bastante fidedignas, en donde, por una parte, los altos funcionarios de EE.UU. ya hablan abiertamente de la opción militar en Venezuela, mientras que Trump conversa con Vladimir Putin para lograr que Rusia deje de apoyar a Nicolás Maduro.

Asimismo, en declaraciones al “Washington Post”, Guaidó deja abierta la posibilidad de aceptar ayuda militar estadounidense, previa aprobación de la Asamblea Nacional venezolana.

Todas estas informaciones vinculadas con una posible ayuda militar de EE.UU. al gobierno de Guaidó, son señales del paso de Marte por Géminis, activando el vínculo del líder venezolano con Trump. Al presidente norteamericano la influencia marciana le trajo por añadidura una nueva situación tensa con Corea del Norte, que lanzó un misil de corto alcance para llamar su atención.

Este lunes que Marte pasa al grado 23 de Géminis, se activarán energías aún más tensas en relación a Venezuela, en donde negociación y presión militar irán de la mano.

Una serie de astros estarán coincidiendo en el grado 23 de diversos signos, y todos ellos tocarán a Mercurio de la carta astral venezolana, y a Mercurio de la carta astral de Juan Guaidó. Este es el astro de la comunicación, de las negociaciones, y tanto Venezuela como Guaidó tendrán sus “Mercurios” movidos por Marte, Plutón y Júpiter en el cielo.

Es muy importante la coincidencia de Marte a 23 grados de Géminis, con Júpiter a 23 grados de Sagitario, tocando a Mercurio de Venezuela a 23 grados de la franja geminiana en el área de las relaciones mundiales del país. Esto pone en el más alto nivel las negociaciones internacionales en relación con la crisis venezolana.

Resulta interesante además observar cómo estos astros a la vez hacen conexión con Mercurio de Guaidó a 23 grados de Leo, y con Saturno de Trump a 23 grados de Cáncer, indicando el rol protagónico de estos dos personajes en esta situación.

Llama bastante la atención esta gran “coincidencia” de astros en el grado 23 de distintos signos, tocando además el grado 23 de los personajes que son noticia en este momento. Son señales del cielo que anuncian eventos predestinados, indicando que se acerca y se precipita el tiempo de un cambio; que se activan los hilos del destino.

Veamos dentro de esta gran “coincidencia”  cómo se forma desde el cielo una figura conocida en términos astrológicos como el “Dedo de Dios”. Se trata de una especie de triángulo alargado que se dibuja cuando varios astros se conectan desde ángulos específicos. Veamos:

En este caso, Mercurio de Venezuela a 23 grados de Géminis está a una distancia de 60 grados de Mercurio a 23 grados de Leo de Guaidó, y ambos se conectan con Plutón a 23 grados de Capricornio, formando ese “Dedo de Dios”. Plutón representa el resultado de esa unión e indica destrucción de lo caduco para un renacimiento, como un ave Fénix.

Lo más “curioso” es que en  medio de esos dos “Mercurios”, el de Venezuela y el de Guaidó, está Saturno a 23 grados de Cáncer de Donald Trump, justo frente a Plutón, como una energía que aporta experiencia, sabiduría y poder para lograr esa transformación que lleva al renacimiento.

Y le agregamos que ese “Dedo de Dios” está a la vez activado y conectado con Marte a 23 grados de Géminis (que representa la milicia, la acción, la fuerza) y Júpiter a 23 grados de Sagitario, que tiene que ver con liderazgos, relaciones internacionales y militares de alto rango. Dicho resumidamente: el cielo entero está conspirando.

Todas estas configuraciones se manifiestan en hechos que están en pleno desarrollo y en concordancia con las energías activadas, como por ejemplo el intento del Grupo de Lima de negociar con Cuba a la vez que EE.UU. advierte de duras sanciones contra el país caribeño, y continúa además negociando con  Rusia en torno a la situación venezolana y dando a entender una posible acción militar en Venezuela. Estemos atentos a los acontecimientos… ¡Esto es periodismo astrológico!

starpetrvs@hotmail.com

www.termometrozodiacal.blogspot.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close