fbpx
ColumnistasInternacionalesLatinoaméricaNacionales
Destacados

RAMÓN GUILLERMO AVELEDO: País sin Gobierno

País sin Gobierno

 ***Cada vez con más frecuencia se lee en medios internacionales que Venezuela es el país peor gobernado del mundo. Es un error. Somos el caso más notable de desgobierno del planeta.

 Por RAMÓN GUILLERMO AVELEDO

Es que el gobierno no existe, salvo para la propaganda y la represión. Es una proeza al revés, como para el récord Guinness del desatino, que tras ingresos por un billón de dólares, billón en español, un millón de millones, de ser la quinta economía latinoamericana, superada  solo por los países más grandes y que en 2011 empataba en el cuarto con Colombia, hayamos pasado a ser la décima, por debajo ya no solo de Chile y Perú, sino también de Ecuador, República Dominicana y Guatemala y el tamaño de nuestra economía es la quinta parte de la colombiana. Y el FMI ya calcula para este año otra caída en nuestra producción en 25 % y una inflación inimaginable de diez millones por ciento. El cuadro petrolero es peor gracias al desgobierno. El país fundador de la OPEP, con ministros líderes como Pérez Alfonzo, Pérez Guerrero o Calderón Berti, cayó del tercer puesto mundial en exportaciones al décimo con los menores niveles en treinta años y se convirtió en importador neto de combustible desde Estados Unidos. PDVSA, antes modelo, endeudada y con serísimos problemas operativos.

Con moneda pulverizada, menos producción de todo y todo más caro y más difícil de conseguir, y no hacen falta libros ni informes porque lo sentimos, no se puede decir que haya gobierno en la economía. Con la delincuencia impune  atemorizando a la gente, sobre todo a los más pobres y a la clase media, en la calle del barrio, el casco o la urbanización, es una cruel ironía echársela de que hay gobierno.

Para resolver problemas crean ministerios. No basta ponerles “del Poder Popular”. Lo importante es que funcionen ¿Para qué hay un Ministerio de la Alimentación si muchos alimentos no se consiguen y los niveles de malnutrición suben y suben? Según Caritas, el venezolano medio ha perdido diez kilos de peso durante el año pasado. ¿Para qué hay un Ministerio de la Energía Eléctrica si produce más excusas que luz y los apagones se multiplican? ¿Para qué hay un Ministerio de las Prisiones si las controlan los pranes? ¿Para qué hay Ministerio del Trabajo si han desvalorizado el trabajo? ¿Para qué hay Ministerio de Educación si los maestros paupérrimos dejan su carrera y nadie quiere estudiarla, las escuelas y liceos están deplorables y la preparación de los niños y jóvenes es floja e incompleta? ¿Para qué hay Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología si se asfixia a las universidades, sus empobrecidos profesores desertan frustrados y vamos quedando atrás en investigación y conocimiento?

Las fallas constantes en el servicio de agua, el estado caótico de nuestra vialidad con calles destrozadas y semáforos que no sirven, las obras públicas inconclusas gritan el dolor por el abandono y la corrupción. No hay gobierno.

Solo funcionan la propaganda oficial y la represión política y social y con todo y sus problemas, mantiene su estructura y potencial la FANB. Pero tamaña crisis no solo amenaza la existencia del país, sino también la de esa institución venezolana.

Tags
Mostrar más

Ramón Guillermo Aveledo

Ciudadano libre. Abogado, político, profesor e intelectual venezolano. Miembro y dirigente del partido COPEI. Exsecretario general de la Mesa de la Unidad Democrática. Coordinador Internacional de la MUD.

Artículos relacionados

Close
Close