fbpx
ColumnistasInternacionalesLatinoaméricaNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: Lo que viene puede ser peor

Lo que viene puede ser peor

 ***En EE.UU. surgió la posibilidad de que el actual ocupante de la Casa Blanca sea menos malo que lo que puede llegar.

 

JAIME GRANDA

Por JAIME GRANDA

Todos quieren detalles serios sobre lo que ocurre en Venezuela, donde las masas siguen pagando el pecado de no atinar con la verdad.

El enredo incluye que las ideas de Simón Bolívar fueron  deformadas, como las religiosas y las de Karl Marx, y ahora en Venezuela hay escasez de comida, medicinas y buenos servicios públicos. Pero también hay escasez de verdad, sinceridad, moral y buenas intenciones por parte de los grupos dominantes, a quienes poco importa si el pueblo sufre.

Aquí, la verdad es una aguja en un pajar de mentiras y manipulaciones y la mayoría de los que se presentan como intelectuales, historiadores y analistas políticos, tampoco la ven. Son secuelas de lo que se denomina “Guerra no convencional”  o “Guerra de Cuarta Generación”.

Queda patente que el presidente de un país debe ser alguien con trayectoria en cargos públicos que haya mostrado eficiencia y honestidad en el manejo de los recursos públicos.

Está totalmente probado que un improvisado político aunque muestre muchos éxitos empresariales no garantiza un gobierno acorde con la realidad. Eso lo están viviendo los norteamericanos donde un capitalista parece jugar a favor de los enemigos del capitalismo.

Similar ocurre con un supuesto obrero que encabeza un gobierno nada favorable a las masas trabajadoras. Su gobierno ha destruido todo lo que los asalariados habían logrado en 40 años anteriores al pomposamente bautizado Socialismo del Siglo XXI. Eso se sufre en Venezuela.

Igualmente, la realidad muestra que quien no es capaz de convivir en un hogar formal, generalmente, es malo para gobernar y tiende a ser prepotente y dictador.

Lamentable que quienes se oponen a los rechazados gobernantes de EE.UU. y Venezuela carecen de estrategia política y con sus equivocaciones  ayudan a prolongar las crisis desatadas, especialmente económicas. Hasta la ONU rechaza sus procedimientos aplicados. No entienden que deben construir puentes y no muros.

Las contradicciones de los voceros norteamericanos sobre la situación venezolana parecieran estar relacionadas con lo invertido por Rusia en contra de la candidata Hillary Clinton en las pasadas elecciones presidenciales.

Muchos advierten que mientras en el Gobierno venezolano se observan esfuerzos para corregir errores en materia económica, en la oposición mantienen la ruta de los desaciertos. En esta guerra, el oro venezolano es clave para futuro de Rusia y China frente al debilitado dólar americano.

La verdad verdadera sobre cuándo la oposición venezolana logrará sacar del Palacio de Miraflores al actual presidente se mueve entre lo que dicen los manuales, la Constitución y otros instrumentos teóricos y la práctica cotidiana de los que realmente ejercen los cargos y dominan a los demás poderes nacionales. La arremetida contra varios diputados es muestra de ello.

Voceros del Gobierno norteamericano, supuestamente, el mayor enemigo del Gobierno de Venezuela, admiten que la situación no está definida.

Las complicaciones surgidas en los planes contra el actual Gobierno en Venezuela repercuten dentro del equipo del mandatario norteamericano que ve cómo se desvanece su aspiración a la reelección en 2020.

Esas contradicciones norteamericanas pusieron esta semana en el tapete la posibilidad de que la Casa Blanca pase a una pareja de homosexuales que desde Indiana, donde uno de ellos es alcalde, recoge aplausos nacionales, y cuenta con el apoyo del partido Demócrata.

@jajogra

 

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close