fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionalesRafael Poleo / Corto y Profundo
Destacados

RAFAEL POLEO: Una historia sórdida

Una historia sórdida

 Por RAFAEL POLEO

La Oposición Unida, esa que confió a Guaidó su vocería y le mantiene todo su respaldo, se mueve en un campo minado que no sembró el chavo-madurismo, sino cierta oposición que no se hace para conquistar la libertad sino para imponer una candidatura que conviene a intereses que tienen cuentas pendientes con la nación venezolana. Esa candidatura una vez pareció con posibilidades, pero, por falta de capacidad organizativa, perdió su momentum y ahora juega el topo de a todo de “o soy yo, o que siga Maduro”.

Juan Guaidó tuvo la fortuna de estar en el momento adecuado -cuando a Maduro se le terminó el mandato constitucional- en el lugar adecuado -la Presidencia de la Asamblea Nacional, propia para ejercer el interinato presidencial. Esa fue su buena suerte, y la de Venezuela es que haya estado a la altura de su responsabilidad, y que los partidos nacionales, los que realmente existen, le han mantenido un respaldo limpio, inequívoco y activo.

En la ruta hacia la libertad, Guaidó ha tenido que soportar la perversidad de quienes celebran sus contratiempos como oportunidad para descalificarlo como antes hicieron con otros dirigentes de la oposición. Es la estrategia de destruir para reinar. Guaidó ha resistido con serenidad, sin detenerse a protestar, con estoicismo de católico original. Eso debería ser suficiente para explicar por qué le defendemos: alguien tiene que hacerlo.

La campaña contra Guaidó tiene un financiamiento torrencial de origen inconfesable. Costosos expertos de opinión han creado la expectativa de un golpe militar, un alzamiento de la población o una intervención armada de Estados Unidos, salidas que por expeditas serían ideales pero que simplemente no son viables -ojalá lo fueran-, porque los militares apoyan la dictadura, a Maduro no le importa cuántos venezolanos tenga que matar para sostenerse en el poder y para Estados Unidos el Caso Venezuela es uno entre todos los que está negociando con Rusia, verdadero soporte de Maduro. La maldad es crear esa ilusión y culpar a Guaidó cuando lo soñado no se dé en la realidad.

Es la parte sórdida de la Historia en curso, episodio del cual no podemos sino sentirnos avergonzados.

Tags
Mostrar más

Rafael Poleo

Director -Editor del diario El Nuevo País. Fundador de la Revista Zeta. Presidente del Grupo Editorial Poleo. Periodista. Analista político.

Artículos relacionados

Close
Close