fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: Ajedrez político

Ajedrez político

 ***La partida entre Rusia y EE.UU. sigue y sus alfiles están sobre el tablero venezolano, a pesar de todo; pero el más desgastado es el pueblo

 Agenda Abierta – JAIME GRANDA

Venezuela se convirtió en un tablero de ajedrez donde los maestros rusos y norteamericanos exhiben sus estrategias, mientras los obligados espectadores sufren las consecuencias de la prolongada partida política.

Las mayorías se dividen entre el alfil ruso y el alfil norteamericano y evitan creer cuando alguien advierte sobre la ventaja o el desgaste de alguno de ellos.

Pese a que llueven sanciones de toda índole y graves denuncias de corrupción con la migración y hasta con la ayuda humanitaria, los alfiles se mantienen y, lamentablemente, el más desgastado es el pueblo.

Los alfiles y sus peones no tienen privaciones y más bien disfrutan de grandes privilegios.

Es ley natural que de toda crisis sale un millonario, y la crisis venezolana ha dado para que surjan muchos millonarios, mientras miles de niños, ancianos y jóvenes mueren en todo el país por falta de comida, medicinas, malos servicios públicos, especialmente en el sector salud, además de los que caen bajo las armas de grupos hamponiles que parecen socios de los agentes encargados de combatirlos.

Los aprovechadores de la crisis no están solamente en el sector que más insultos recibe. También están en el sector amado y admirado. Las mayorías repiten los mismos afanes y esperanzas como hicieron con el desaparecido Hugo Chávez, un improvisado convertido en Mesías y la gente creyó que ese sí los sacaría de su tragedia.

De lado y lado del tablero, los seguidores más sinceros de uno y otro piden rectificación para que la partida se defina lo más pronto posible. Pero los que mueven las piezas no tienen apuro. Para ellos es ganancia que la partida se prolongue el mayor tiempo posible.

Si alguien insinúa que los rusos están ganando la partida, el norteamericano no vacila, como hace el gobernante del patio, para acusar al medio o al osado comentarista de ser un traidor a la patria.

Tristemente, mientras los electores sigan despreciando a los aspirantes presidenciales con trayectoria y que cuando fueron alcaldes o gobernadores entregaron cuentas transparentes, y prefieran apoyar a los que disponen de grandes sumas de dinero para sus campañas electorales, sin que se sepa el origen de ese dinero, Venezuela seguirá dando tumbos por los siglos de los siglos.

Mientras el dinero sea lo que impone a los presidentes, corruptos y narcotraficantes seguirán siendo los mayores inversionistas en esas campañas electorales y el compromiso dominante es pagar con creces a los inversores y no solucionar los problemas de quienes solamente son tomados en cuenta a la hora de depositar sus votos.

Los venezolanos no pueden seguir creyendo que la maldad está únicamente en el lado del grupo que ahora maneja el Estado. Tampoco son los únicos que se alían con la guerrilla colombiana, responsable de los grandes sembradíos de drogas.

Esos electores deben comenzar por revisar su responsabilidad y dejar de culpar a los demás por sus propios errores y por seguir creyendo en promesas que no se concretan. Esos electores deben asimilar que cuando colocan al frente del Estado venezolano a gente que ha invertido más tiempo en montar atractivos discursos que en estudiar la situación real de Venezuela, están abonando graves posibilidades de problemas en vez de soluciones para que todos podamos tener un país en el cual cada uno tenga oportunidad de crecer y ver crecer a sus hijos y nietos con los mejores niveles de progreso para beneficio de todos.

@jajogra

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close