fbpx
ColumnistasInternacionalesLatinoaméricaNacionales
Destacados

WILLIAMS DÁVILA: Triunfamos en la OEA

Triunfamos en la OEA

***Tres grandes logros obtuvimos en la OEA. Fue una victoria del presidente Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional.

 

Avanzada – WILLIAMS DÁVILA

La 49 Asamblea General de la OEA realizada en Medellín, Colombia el 26, 27 y 28 de junio fue un éxito para la lucha que el pueblo venezolano ha emprendido con el fin de lograr el cese de la usurpación de Nicolás Maduro, gracias a que la delegación oficial del gobierno democrático del presidente encargado Juan Guaidó fue reconocida por la OEA, dentro de un proceso de lucha política entre los diversos países miembros de la organización.

La Asamblea General se inició el 26 con un informe sobre las credenciales presentadas por las delegaciones de los Estados Miembros y de los países observadores permanentes. Obtuvimos la primera victoria al ser reconocidos por la mayoría de los países integrantes de la OEA. Este logro es significativo, porque de lo  contrario podríamos haber sido expulsados de la Asamblea si hubiesen reconocido como legítima la tiranía de Maduro; pero, por el contrario, obtuvimos el beneplácito de la mayoría de los estados miembros. Nos sorprendimos con la posición de la delegación de Uruguay, que se ausentó de la Asamblea por estar presente la delegación de Juan Guaidó. Posteriormente hubo reuniones de la comisión general, la cual está integrada por los embajadores de los países miembros de la OEA. Estuvo presente el embajador de Venezuela ante la OEA, Gustavo Tarre Briceño.

El viernes 27 fue particularmente significativo para la lucha democrática, porque allí se analizó la situación de Venezuela y la crisis de migrantes venezolanos. En la sesión plenaria se analizó el informe del grupo de trabajo designado por el secretario general de la OEA para abordar la crisis de migrantes y refugiados venezolanos en la región. Lo coordinó David Smolanski y Dany Baher. Este informe es muy amplio y puso en evidencia que estamos ante la presencia de una crisis multidimensional. Prevé que, de seguir esta tiranía, para el  2020 los pronósticos de migrantes estarían entre los 7 y 8 millones de venezolanos, lo cual convierte hoy día a Venezuela en el país de origen con el mayor número de migrantes y refugiados después de Siria. Allí tuve la oportunidad  de intervenir en representación de la delegación de Juan Guaidó con cifras que esclarecen las razones políticas, económicas y sociales de los 5 millones de venezolanos que se han visto en la necesidad de huir del país. Demostramos que la dictadura es la única culpable de la debacle que hoy vive Venezuela, lo cual hace impostergable la salida del Dictador para evitar una posible catástrofe humanitaria, ya anunciada por la Asamblea Nacional. 5 millones de venezolanos fuera del país son una muestra de esa catástrofe. El régimen de la usurpación liderado por Nicolás Maduro incentiva -directa o indirectamente- la migración. El mundo -dijimos- no tiene que indagar mucho sobre la dimensión de la catástrofe. Los venezolanos llenan los caminos de la región en búsqueda de oportunidades y una mejor calidad de vida.

Este tema contó con el apoyo de los países miembros de la OEA y reivindicó que todos los migrantes tienen derecho a la protección de sus derechos humanos, sin discriminación e independientemente de su situación. Posteriormente se analizaron los informes de la comisión general. De importancia especial menciono el proyecto sobre “la amenaza de los grupos terroristas a la seguridad internacional y el pleno goce de los derechos humanos” así como el proyecto de resolución sobre “la promoción de la seguridad hemisférica: un enfoque multidimensional”. Estos dos proyectos guardan relación con la situación venezolana, sobre todo son pertinentes para fortalecer el mandato del estatuto de transición aprobado por la Asamblea Nacional para reincorporar a Venezuela a todos los tratados internacionales contemplados en la OEA. Muy importante es la resolución sobre “la situación de Venezuela y la crisis de migrantes venezolanos”, presentada por la misión permanente de Colombia en la OEA , ante la comisión general de la asamblea general del organismo la cual fue considerada recibiendo 20 votos a favor, 1 país que se ausentó, 6 que se abstuvieron y 7 que votaron en contra. Fue una victoria del presidente Juan Guaidó y de la Asamblea Nacional, porque resolvió, entre otros puntos:

1.- Aceptar al representante permanente ante la OEA designado por la Asamblea Nacional de Venezuela.

2.- Instar a que se convoquen elecciones presidenciales libres, justas, transparentes y legítimas.

3.- Solicitar el acceso pleno y libre de la asistencia humanitaria.

Es de señalar el trabajo conjunto entre la delegación oficial de Juan Guaidó y la Asamblea Nacional. Finalmente, es obligante  desarrollar una ofensiva internacional a partir de esta victoria en la OEA porque la inseguridad alimentaria en Venezuela llega a un 80 % de la población aumentando, lo cual incrementa el número de personas subalimentadas en América Latina y el Caribe, llegando a 39.3 millones (6.1 %) de la población,  situación que afecta la paz de la región.

william.davila@gmail.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close