fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

EDUARDO MARTÍNEZ: Putin en el Vaticano

Putin en el Vaticano

 ***La visita de Putin a Italia refuerza posibilidad de imposición de solución Rusia-EEUU a crisis venezolana.

Eduardo Martínez

Por Eduardo Martínez  – Corresponsal en Italia

La visita del presidente ruso Vladimir  Putin a Italia y el Vaticano parecería confirmar las informaciones que  señalan que Rusia y Estados Unidos habrían negociado imponer una solución para  la crisis venezolana.

En las pocas horas que duró la visita, Putin se aseguró de obtener del premier italiano Giuseppe Conte declaraciones enmarcadas dentro de lo que ha sido la posición rusa. Al término de su reunión con Putin, Conte señaló que el gobierno italiano que preside no reconoce la presidencia de Nicolás Maduro, en tanto aseguró que Italia reconoce a Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional. Además de pronunciarse por la realización de elecciones en Venezuela.

Por su parte, el presidente Putin reiteró su respaldo a Nicolás Maduro y suavizó la retórica diplomática rusa con respecto a los Estados Unidos. En este sentido, reafirmó su posición contraria a una solución a la fuerza en Venezuela, sin llegar a calificar la posición estadounidense.

Sin embargo, Venezuela no fue el tema más importante de la agenda de esta visita. Las sanciones aplicadas por Occidente a Rusia, luego de la anexión de Crimea, la crisis Libia y la guerra en Siria, destacaron entre los temas tratados.  Al declarar que Rusia es “socio natural de Europa”, Putin afirmó que las sanciones y contra sanciones han significado una pérdida de 150 mil millones de dólares. “es una pérdida para nosotros y para ustedes”, dijo.

Estas declaraciones fueron interpretadas por la prensa italiana como un pedido de ayuda a Italia frente al gobierno comunitario europeo en Bruselas. Un país que en los momentos más duros de la Guerra Fría, tendió una mano a la industria automovilística soviética en 1965. Esto a pesar de integrar Italia el listado de países de la OTAN y estar alineado con Occidente frente al poderío soviético.

La materialización de este acuerdo estuvo en manos de la FIAT, quien con un contrato valorado en una cifra cercana a los 700 millones de dólares de la época, logró impulsar la manufactura de vehículos de 200 mil unidades en 1965, a 1 millón 200 mil unidades en 1972.

El encuentro de Putin con las autoridades italianas, con el presidente Sergio Matarella y el premier Conte, estuvo precedido por una larga conversación con el Papa Francisco en la biblioteca privada del Vaticano. Considerado este encuentro de “record”, por cuanto superó los 45 minutos tradicionales de las audiencias papales, e hizo saltar la imprescindible siesta diaria de Su Santidad.

Fundamentalmente, la reunión entre el jerarca ruso y S.S. Francisco, de centró en el tema de la paz mundial, puntualizada en los casos de Ucrania, el cisma de la Iglesia Ortodoxa, la crisis en Siria –con la persecución a los cristianos -, y la preocupación del papa por lo que “Maduro está haciendo en Venezuela”, como lo reportó el periodista Paolo Rodari, de los medios vaticanos.

Solución para Venezuela

En los Estados Unidos, los analistas vienen comentando las reuniones de alto nivel que se han realizado entre los gobierno de Rusia y EEUU, desde mediados del mes de mayo.

Aunque resulte sorpresivo, los rusos se han esforzado en filtrar cuales han sido sus planteamientos, en tanto no hay informaciones ciertas sobre cuál haya sido la posición del gobierno de Donald Trump. Esto más allá de la retórica tradicional de la diplomacia de ambos países.

La versión más creíble es que los rusos habrían sostenido que rusos y americanos siempre se enfrentan, pero que siempre llegan a un acuerdo que también siempre respetan.

En esta dirección, los rusos habrían señalado que el mundo se les está enredando por lo que habría que empezar a poner orden para evitar que las crisis no escalen peligrosamente. Escalada de la cual se estarían aprovechando China y los grupos extremistas islámicos. China se encuentra en la frontera sur de Rusia en el extremo oriental, y los países islámicos dentro de Rusia y en la frontera sur europea oriental.

Es dentro de este contexto que se habría producido la aproximación ruso-americana a una solución en Venezuela.

Mientras, aquí en Italia Putin aprovechó la ocasión para puntualizar que la solución no pasa por una intervención militar. Desde Caracas llegan informaciones en cuanto a que los diplomáticos rusos se esmeran en señalar en voz alta que “en diciembre se realizarán elecciones” en Venezuela.

Estas filtraciones informativas, que apuntan a la imposición de una solución, se produjeron en momentos en que se dieron a conocer encuentros entre el gobierno de Maduro y enviados de Guaidó, bajo la mediación del gobierno de Noruega, país que hace una década cerró su embajada en Caracas.

Al saberse de este “diálogo”, los analistas empezaron a especular sobre quién “ganaba tiempo”. Tomando ahora cuerpo la especie de que sea el acuerdo ruso-americano.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close