fbpx
ColumnistasNacionales
Destacados

PEDRO GONZÁLEZ SILVA: Bolívar, pasión de fuego y elocuencia de aire

Bolívar, pasión de fuego y elocuencia de aire

 ***El Libertador, tal y como lo revela su Luna en Géminis, era de carácter fluctuante, muy inquieto, no soportaba la rutina, y bastante susceptible e irritable. Necesitaba de gente a su alrededor para sentirse bien, aunque en su fuero interno era un solitario.

 El Termómetro Zodiacal / PEDRO GONZÁLEZ SILVA

Simón Bolívar no nació en realidad el 24 de julio, pues tal y como consta en documentos sobre su nacimiento, vino al mundo el 25 de julio de 1783 en horas de la madrugada.

La carta astral de Simón Bolívar nos indica que su temperamento estuvo notoriamente marcado por los elementos fuego y aire, ya que su signo solar es Leo y su ascendente Géminis. El Padre de la Patria era un volcán de impulsos, pasión, osadía y acción, que son las características del fuego, aunadas al idealismo e intelectualidad del aire.

Los elementos fuego y aire representan todas estas cualidades antes mencionadas; Leo (fuego) le dio a Bolívar deseos y voluntad, liderazgo, organización, y Géminis (aire), la elocuencia, el brillo intelectual, la vivacidad y nerviosidad que le fueron características. Esta mezcla Leo-Géminis provocó el verbo encendido y pasional que aún hoy día sentimos al leer o escuchar sus discursos, sus escritos.

Por otra parte, Marte, el Dios de la Guerra, se encontraba en la carta de Bolívar nada más y nada menos que en Aries, su casa natural, dándole empuje, energía, agresividad, atrevimiento, impulsividad, osadía. La ubicación de Saturno en el signo de Capricornio le dio resistencia ante las duras dificultades que atravesó para llegar a la cumbre de sus metas.

La interacción de Marte y Saturno en la carta de Bolívar le hizo vivir por una parte, las más duras pruebas en su vida: pérdida de sus padres y de su esposa, así como traiciones y soledad; pero le dio un carácter férreo, donde no le temblaba el pulso para tomar medidas muy fuertes en aras del ideal superior de la Independencia.

El donde mando y liderazgo natural que le daba el Sol en Leo, se quebrantaban un tanto por la mala ubicación de Júpiter en Capricornio, que lo hacía impopular; su temperamento muchas veces produjo conjuras y rebeliones entre sus subordinados, que en ocasiones acabaron de manera drástica con decisiones tajantes típicas de la tensa relación que El Libertador tenía entre Saturno y Marte, configuración astral que también le ayudó a ser un excelente estratega militar.

En materia de afectos, Bolívar no era muy demostrativo, Venus en el signo de Virgo le hacía reprimir la expresión de los sentimientos y lo mostraba como una persona seca, y su manera de demostrar amor era siendo detallista y servicial, más que cariñoso; era muy exigente y quisquilloso.

Bolívar, tal y como lo revela su Luna en Géminis, era de carácter fluctuante, muy inquieto, no soportaba la rutina, y bastante susceptible e irritable, además de que para sentirse bien, tenía que saciar su curiosidad. Necesitaba de gente a su alrededor, aunque en su fuero interno era un solitario.

Venus en cuadratura con su Luna denota una emotividad fluctuante, tensa, con cierta incapacidad para profundizar en las relaciones afectivas aun cuando tuviese buena capacidad para las relaciones públicas.

La conjunción de Urano y Mercurio dio a un ser genial, visionario, creativo, y a la vez impredecible, y caprichoso, temperamental e individualista.

Saturno también en tensa relación con Neptuno en Libra, provocaba en él, una lucha entre los sueños y la realidad; a veces El Libertador podía tender a idealizaciones, a perderse en sueños utópicos; no obstante, Saturno lo devolvió con frecuencia a la realidad. Este aspecto lo hacía evadirse a veces de las obligaciones, a las que volvía de nuevo por su sentido de responsabilidad.

La relación Plutón-Luna-Neptuno lo dotó de cualidades extrasensoriales, una gran intuición, sensibilidad, y muy probablemente este aspecto fue lo que ocasionó que Bolívar fuera capaz de tener su “delirio sobre el Chimborazo” e ideara la utopía de La Gran Colombia.

Plutón, astro de lo extremo, lo llevó a una muerte en soledad y destierro, donde los suyos le dieron la espalda y lo dejaron solo, pero trajo su “resurrección”, ya que posteriormente, años después de su muerte, ha llegado a ser idolatrado en su país natal y en las naciones que liberó.

starpetrvs@hotmail.com

www.termometrozodiacal.blogspot.com

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close