fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: Militares adoctrinados

Militares adoctrinados

***Madurismo hace ajustes, mientras Estados Unidos insiste con militares.

Panorama Político – JAIME GRANDA

El gobierno de Maduro  comenzó a hacer ajustes tratando de corregir fallas en la producción nacional de alimentos y otros insumos básicos.

El viernes pasado se realizó el segundo encuentro de los Consejos Productivos de los Trabajadores (CPT) y los ministros de las diferentes áreas visitarán los campos productivos de todo el país, es decir agrícola y pecuario, petrolero, minería e industrias básicas, y coordinarán todo eso con sectores empresariales, públicos y privados, según informaron sus voceros.

Los CPT comenzaron a recibir propuestas para el aumento de la producción nacional y no se descarta que surjan mecanismos para impedir desviaciones y actos de corrupción que han contribuido a la crisis social, económica y política que sufre Venezuela.

Se asomó que lo planteado puede encajar en la configuración global de la economía que está diseñando China. Debe haber propuestas en contra de la exclusión para que todo el sector privado pueda participar y lo que se acuerde funcione para todos los venezolanos.

Alguien comentó el domingo pasado que si el gobierno realmente quiere que la economía mejore para bien de todos los venezolanos, debe acoger lo dicho ese día por el economista y jefe de la unidad de Análisis Financiero Torino Economics, Francisco Rodríguez, quien precisó que “las personas que no tienen acceso a divisas, ya sea por remesas o producto de sus ahorros, se les hace más complicado tener acceso a bienes y servicios básicos, mientras que aquellos que sí las poseen tienen un mayor poder adquisitivo. De modo que una dolarización formal en el país es algo posible”.

También hay ajustes contra el delito, aunque parece que no todos los funcionarios están del lado correcto. La gente del Zulia, por lo menos, agradece que en días pasados, la Guardia Nacional destruyera 10 pistas ilegales utilizadas para el tráfico de narcóticos en los municipios Machiques y “Jesús María Semprún”.

 Filantropía y populismo

El partido Alianza Bravo Pueblo (ABP) comenzó talleres para actualizar la conciencia colectiva frente al dinamismo que requiere la realidad venezolana. El primer taller se denominó “Doctrinas Políticas” donde abordaron  temas como Fascismo, Anarquía, Comunismo, Liberalismo, Social-Democracia y otros. Estuvo a cargo del profesor Jesús Henríquez y el abogado Jim Albornoz, Coordinador de la Comisión de Activismo y Formación Nacional de ABP.

Los ponentes dejaron claro que para rescatar la democracia, el progreso y el bienestar social en Venezuela es necesario fortalecer las herramientas que tienen a la mano los dirigentes de la organización y admitieron que la lucha contra este régimen autoritario y depredador no ha sido ni será fácil.

Algunos comentarios indican que esos talleres son necesarios y todas las organizaciones políticas deberían promoverlos para aclarar confusiones  por manipulación  sobre temas como populismo y filantropía.

La filantropía, por ejemplo, es un vocablo de origen griego que significa “amor al género humano” y es practicada por personas exitosas que luego con sus ganancias ofrecen ayuda al prójimo sin requerir nada a cambio. La historia recoge grandes episodios de personas que acumularon grandes fortunas con su trabajo y luego dedicaron gran parte de ella a ayudar a sus semejantes. Podemos citar a David Rockefeller y a Andrew Carnegie, unos de los capitanes del capitalismo estadounidense del siglo XIX.

El populismo, en cambio, lo practican políticos que no han sabido administrar sus propios recursos y cuando llegan al poder utilizan el dinero del Estado para ganarse la simpatía de la población, desestimulando el trabajo, el pago de tarifas de servicios públicos acordes con los costos reales, obviando la planificación económica,  con  un claro predominio de los argumentos emocionales sobre los racionales.

No es casualidad que el populismo nació en la Unión Soviética y se extendió a todos los países donde sus gobiernos tienen la excusa de ser antinorteamericanos y luchar contra los poderosos burgueses capitalistas. El populismo fomenta también la envidia hacia los exitosos y profesionales mejor capacitados.

Por lo demás, el populismo es más vulnerable que la filantropía al virus de la corrupción.

 

EE.UU. y militares venezolanos

Estados Unidos (EEUU) parece admitir el fracaso de las sanciones, – a pesar de lo que dicen algunos medios -,  contra el grupo que se apoderó hace 20 años de Venezuela, y ahora está montando la opción de siempre: un alzamiento militar contra el gobierno malquerido.

Es lo que varios analistas deducen de recientes declaraciones de altos funcionarios del gobierno de Donald Trump. Por ahí van los rumores de conversaciones con Diosdado Cabello.

Esos analistas consideran que eso es una regresión y confirma el atraso de Venezuela en materia política.

Los funcionarios norteamericanos obvian que los militares venezolanos ya no dependen del Pentágono y están recibiendo adoctrinamiento anticapitalista desde hace casi 20 años.

Ese adoctrinamiento minimiza el discurso norteamericano y refuerza la tesis de que Estados Unidos es el enemigo a vencer, aunque en realidad no sea culpable del hambre del pueblo venezolano.

El Asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo que en Venezuela hay entre 20 y 25 mil agentes cubanos que estarían vigilantes para que  los militares venezolanos se mantengan fieles al proyecto apoyado por Cuba, Rusia, China y otras naciones socialistas.

Ese nuevo panorama anula la costumbre norteamericana de apoyar dictadores militares que acepten su tutela.

Tanto es así que Rusia se muestra abiertamente a favor de Venezuela “ante los intentos de EEUU de cambiar el Gobierno legítimo electo”. Ahora hay acuerdo firmado para que buques de guerra de ambas naciones las visiten cuando sea necesario y Rusia sigue apoyando el fortalecimiento técnico de los militares venezolanos.

El grupo opositor dominante incurre en el error de calificar de intromisión lo de Rusia y alabar lo que sería intromisión de Estados Unidos. Además, la suerte de los militares que en febrero se fueron a Colombia durante la cuestionada  operación de ayuda humanitaria no es estimulante para nuevas deserciones. Tampoco es estimulante el repudio opositor a altos oficiales que se han separado del chavismo,  algunos presos y otros exiliados.

@jajogra

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close