fbpx
ColumnistasNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: El chavismo es una larga telenovela

El chavismo es una larga telenovela

Panorama político – JAIME GRANDA

Entre sanciones, recolección de firmas, protestas y otras gastadas actividades, el tiempo pasa y el rechazado gobierno se mantiene en Venezuela.

Está demostrado que las sanciones económicas desde el exterior contra la cúpula del gobierno venezolano causan más daño a los empresarios y ciudadanos que ya sufren por una mala administración del Estado, que a quienes van dirigidas. Sobre ellos revolotea ahora una nueva reconversión monetaria.

Nadie entiende para qué el gobierno venezolano bota papel, tiempo y dinero recogiendo firmas contra el gobierno de Estados Unidos, a sabiendas que eso no produce ni un leve rasguño al gobernante de turno en el país del norte. Encima de la inútil recolección de firmas, el gobierno venezolano castiga a sus militantes que no firman.

Igualmente está demostrado que ese gobierno no sale con protestas callejeras y más pierden los que protestan que los protestados.

Tal parece que ha llegado el momento de revisar los libretos para que la larga telenovela política no produzca más fastidio y secuelas negativas para los países vecinos. Ejemplo : el ex candidato presidencial Henrique Capriles mostró su decepción con la comunidad internacional.

Hay atisbos de revisión del libreto gubernamental, pero en líneas generales, los encargados de escribir el libreto principal de esa larga telenovela tienen mucha experiencia en crear suspenso y aprovechar cualquier titubeo del contrario, y por eso el proyecto iniciado en Cuba se ha mantenido y crecido en gran parte de América Latina.

Descalificar a una organización política por supuestos delitos de uno de sus dirigentes y descalificar a alianzas entre opositores y exchavistas que defienden salida pacífica, no ayuda a la necesaria unidad contra el régimen.

 

Diálogos enredados

Si es complicado determinar qué ha salido del diálogo apoyado por Noruega, todo se complica cuando el presidente de Estados Unidos anuncia que están conversando con el gobierno de Venezuela y el presidente Nicolás Maduro, que también es presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), admite que lo hacen desde hace meses y se hace bajo su autorización

Si el objetivo de EEUU era crear confusión, el objetivo se logró, pero esa circunstancia multiplica las contradicciones de lado y lado.

Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y primer vicepresidente del PSUV, negó que hubiera sido contactado por alguien del Ejecutivo norteamericano.

Se dijo que la primera reunión con quien consideran el hombre más poderoso de Venezuela después de Maduro, fue el mes pasado en Caracas, pero están preparando otro encuentro.

John Bolton, asesor de seguridad nacional de Donald Trump, agregó que las conversaciones con Cabello son a espaldas de Maduro.

Acotan que no es la primera vez que Estados Unidos intenta negociar con Cabello. En 2015, Thomas Shannon, que en ese entonces fungía como asesor del secretario de Estado John Kerry, se reunió con Cabello en Haití para allanar el camino a las elecciones legislativas, en las que la oposición se impuso por amplio margen.

La nota publicada recoge que a medida que la crisis de Venezuela se alarga, ha surgido un patrón predecible en el que Juan Guaidó, al que Estados Unidos y docenas de otros países reconocieron como presidente encargado de Venezuela, no ha logrado granjearse el respaldo de las fuerzas armadas para acceder al poder.

El jueves pasado, el enviado especial de EEUU para la crisis venezolana, Elliot Abrams, aportó otros detalles de confusión en declaraciones a “El Nuevo Herald” de Miami. Aseguró que él y otros funcionarios estadounidenses se han venido reuniendo con representantes del chavismo porque Estados Unidos acepta que parte del chavismo se integre a un eventual gobierno de transición, pero enfatizó que Diosdado Cabello está vetado para participar en esa opción.

Entretanto, la jefa de la diplomacia de Canadá, Chrystia Freeland, viaja a Cuba para hablar de la situación en Venezuela y el apoyo de La Habana a Maduro, y dijo que  “es importante explorar todos los caminos posibles para una resolución de la situación”.

Frente a los enredados diálogos, el vicepresidente Sectorial de Soberanía Política, Seguridad y Paz y ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, aseguró que Venezuela está preparada para responder a las agresiones de Estados Unidos. Es decir que no cree en diálogos.

Otros enredos

El gobierno chavista habla de adelantar las elecciones parlamentarias previstas para finales de 2020, mientras el grupo que, por ahora, encabeza la oposición insiste en elecciones presidenciales ya, sin Maduro, y con nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).

Por cierto que Juan Guaidó dijo a la agencia AP que planea mantenerse como presidente encargado de Venezuela, incluso después de que concluya su periodo como jefe de la Asamblea Nacional en enero próximo. Habrá que esperar lo que diga el próximo presidente de la Asamblea Nacional.

Mientras John Bolton, asesor de seguridad nacional de Trump, y el grupo opositor apoyado por EEUU, insisten en presionar a los militares venezolanos para que dejen de apoyar a Maduro, cifras oficiales de Colombia indican que cerca de mil militares venezolanos que desertaron tras el llamado de Guaidó, desde febrero se sienten abandonados  en ese país. Por eso, 100 de ellos protestaron el viernes pasado en Cúcuta porque les prometieron 250 mil pesos colombianos por tres meses de arriendo, pero solo recibieron para uno.

 

La Amazonía

El bosque tropical más grande del mundo, la cuenca del río Amazonas, cubre casi 40 % de América Latina y se extiende por nueve países: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

Esa extensión de 7,4 millones de kilómetros cuadrados se está quemando y muestra que los intereses mezquinos de la política no pueden estar por encima de la salvación del planeta Tierra. Las grandes potencias gastan más dinero fabricando armas de destrucción que herramientas para impedir la creciente deforestación de las selvas y los constantes incendios debido a la explotación irracional de los recursos que guardan esas reservas forestales. América Latina agradece lo acordado sobre esa tragedia por el dividido G7 y los 5 millones de dólares americanos donados por el artista Leonardo DiCaprio. Otros solo se han dedicado a criticar a los gobiernos de los países más afectados.

@jajogra

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close