fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: La nueva guerra es de denuncias

La nueva guerra es de denuncias

Panorama político- JAIME GRANDA

Colombia acusa al chavismo de amparar a guerrilleros disidentes y el chavismo acusa a Colombia de amparar a supuestos terroristas de oposición venezolana.

Llegamos al noveno mes de 2019 sin que mejoren las condiciones sociales y económicas, pero se asoman necesarias rectificaciones por parte de los mayores responsables de la crisis venezolana.

Al cierre de agosto, el presidente Nicolás Maduro reconoció en cadena nacional de radio y televisión que “hay muchas cosas que están mal en Venezuela y tenemos que mejorarlas. Hay muchas cosas que necesitan atención especial”.

Luego, en entrevista con la agencia de noticias china Xinhua, insistió en culpar al cerco norteamericano por todo lo malo que ocurre en Venezuela, pero aseguró que el Poder Ejecutivo cuenta con un programa económico de recuperación, crecimiento y prosperidad con 11 líneas de trabajo que se están evaluando.

Agregó que una vez aprobado, ese programa permitirá el reimpulso de áreas fundamentales como agricultura, alimentación, producción petrolera y minería.

El domingo primero de septiembre, Maduro ratificó en su cuenta Twitter: “Estamos concentrados en el trabajo, en la recuperación y el crecimiento de todas las fuerzas productivas de la Patria. Es una labor indetenible que garantiza el derecho fundamental de un pueblo a existir y a vivir en Paz. ¡Viva Venezuela!”.

Esos anuncios dieron pie a comentarios sobre lo que se debe corregir. En el estado Lara, especialmente en El Tocuyo, recordaron que allí el emprendedor Enrique Fraga montó su primer negocio para producir cebolla. Luego  con otros cuatro canarios surgió en 1958 Agroisleña, convertida desde entonces en empresa fundamental para ayudar al productor campesino y su buen desempeño le permitió instalar ocho silos y cerca de 80 sucursales en toda Venezuela.

El pasado 15 de julio, Maximiliano Pérez, presidente de la Asociación Venezolana de Caficultores, contó en el diario larense “El Impulso” que Agroisleña fue la proveedora de insumos y comercializadora de productos agrícolas del país, hasta que en octubre de 2010, el entonces presidente Hugo Chávez la expropio, la rebautizó Agropatria, y ahí comenzó la destrucción de la producción agropecuaria.

Enfatizó que esa expropiación fue el peor daño que se le hizo al campo venezolano porque  ahora  no hay vacunas para el ganado, ni fertilizantes, ni fungicidas, ni nada para el control fitosanitario.

Recordó que Agroisleña no sólo proporcionaba los insumos, sino la asistencia técnica. En  cada sucursal estaban los técnicos que iban a las fincas para revisar el ganado y asesorar a los productores en los rubros que deseaban sembrar. No cobraban nada por el asesoramiento, porque esa era parte de la labor que cumplía esa empresa en todo el territorio nacional.

El presidente de la Asociación Venezolana de Caficultores remató diciendo que lo mismo ha ocurrido con todas las empresas expropiadas por el régimen, y las mismas dejaron de cumplir sus funciones debido a la corrupción y, desde luego, a la incompetencia.

Todos los que conocen del asunto, coinciden en que sin personal competente en las instituciones públicas, ningún programa podrá recuperar y sanear la economía en Venezuela.

En la oposición

Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, cerró agosto asegurando que el bloque opositor seguirá apostando en todos los espacios para obtener una “solución real” a la crisis venezolana y enfatizó: ”Si quieren una solución, ya saben, hay un espacio y es la mediación del reino de Noruega”.

Se considera cierta rectificación que Guaidó haya asistido el sábado pasado al acto denominado Maquinaria Electoral del partido Acción Democrática (AD), realizado en el Colegio Médico del estado Aragua, donde compartió con los dirigentes adecos Henry Ramos Allup, Bernabé Gutiérrez, la gobernadora del Táchira, Leidy Gómez; diputados a la Asamblea Nacional por AD y otros dirigentes regionales provenientes de toda Venezuela.

En ese acto, el secretario general de AD, Henry Ramos Allup, advirtió que luchar por la maquinaria electoral es uno de los objetivos prioritarios para hacer realidad la posibilidad de unas elecciones libres para salir de esta tragedia.

Eso coincide con quienes critican la posible abstención en las próximas elecciones parlamentarias, porque eso sería volver a entregar al gobierno la única institución legítima  que queda en Venezuela

 

Guerra de denuncias

La rutina política sigue con manifestaciones de calle por parte de gobierno y oposición. Las del gobierno se distinguen por la exhibición de franelas nuevas y gran alharaca a través de equipos de sonido. Ambos grupos gastan dinero que para muchos se requiere en hospitales y comedores populares.

También son parte de la rutina las denuncias de ambos bandos ante instancias internacionales, sin que nada cambie.

El gobierno venezolano anunció que presentará “pruebas contundentes”  ante el Consejo de Seguridad  de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en contra del presidente de Colombia, Iván Duque, quien estaría amparando y promoviendo acciones terroristas en Venezuela.

El gobierno de Colombia denuncia ante ONU y OEA que el gobierno venezolano ampara a los disidentes de la guerrilla FARC que firmó un cuestionado acuerdo de paz y ahora volvieron a las armas. Esas denuncias se suman a otras que especifican que la guerrilla colombiana tiene decenas de años dedicada a negocios ilícitos como el narcotráfico y no les conviene abandonar porque eso ha servido para apoyar económicamente a grupos socialistas en toda América Latina.

Como parte de la denuncia contra Colombia, un tribunal especial de Venezuela  dictó medida preventiva privativa de libertad contra Luis Ricardo Gómez Peñaranda y Pedro Pablo Santana Carballo, presuntamente, estar involucrados en la comisión de los delitos de terrorismo, tráfico ilícito de armas de fuego y asociación.

El tribunal  especial indicó que el detenido Gómez  Peñaranda confirmó que Julio Borges es el autor intelectual de la planificación y coordinación de los atentados previstos y cuenta con la participación del ex militar chavista Clíver Antonio Alcalá Cordones y Rayder Ruso, alías “Pico”. Los detenidos y otros venezolanos dirigidos desde Colombia tenían en sus planes colocar explosivos en varias instituciones públicas en Caracas.

@jajogra

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close