fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

ALFREDO MICHELENA: Otra semana horrible para el régimen de Maduro

Otra semana horrible para el régimen de Maduro

Por Alfredo Michelena

Tanto en Nueva York como en Ginebra el régimen chavista fue duramente vapuleado  la semana pasada.  Se acordaron medidas sancionatorias en el TIAR;  EE.UU.  suspendió las visas los altos jerarcas civiles y militares del régimen así como a sus familias; y el Consejo de Derechos Humanos creo una comisión de investigación sobre violaciones a estos derechos, entre otras cosas.  El régimen está contra las cuerdas, pero no se ha caído y guapea.

Si los venezolanos estamos sobreviviendo la crisis inducida por el régimen, el mismo régimen está en modo de sobrevivencia. La semana pasada en las Naciones Unidas recibieron “más palo que una gata ladrona” como reza el dicho venezolano.

La reunión del TIAR en Nueva York fue uno de los avances más importantes en cuanto a las sanciones colectivas que está imponiendo  la comunidad internacional a los personeros del régimen.  Se creó una red con los equipos de inteligencia financiera de cada país a fin de  investigar, sancionar, perseguir, extraditar y capturar a este grupo al cual se congelarán  sus cuentas y propiedades.

Posteriormente EE.UU. anunció una eliminación de visas para los oficiales generales de la FAN así como las del alto gobierno y los miembros de la Asamblea Constituyente y sus familiares. También Europa informó de nuevas sanciones a funcionarios violadores de derechos humanos.

EE.UU. fue incluso más allá al sancionar a cuatro empresas y cuatro buques por transportar petróleo a Cuba. Hoy día varios tanqueros  petroleros, listos para partir, están parados en costas venezolanas sin atreverse a zarpar rumbo a la isla.

Adicionalmente, el presidente colombiano Iván Duque denunció, pruebas en mano, la presencia de fuerzas guerrilleras colombianas en territorio venezolano bajo los auspicios y protección del régimen venezolano. Lo que es una flagrante violación de la resolución la resolución 1373 del Consejo de Seguridad sobre “Promoción del Terrorismo”.

Por otra parte, Venezuela se convierte en el primer país latinoamericano en ser  investigado por  el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al aprobarse una resolución en su XLII Sesión,  que establece una comisión de investigación independiente sobre las violaciones de derechos fundamentales en Venezuela, presentada por el Grupo de Lima.

Finalmente,  Maduro salió casi escondido a Rusia a buscar ayuda de Putin, pero el cosaco con una sonrisa le hizo saber que: “Rusia apoya inquebrantablemente a todos los cuerpos legítimos de autoridad de Venezuela, incluida la presidencia y el Parlamento”.  Como si esto no fuera poco en Moscú, a Maduro se le recordó – ¿o se le regañó?-  que tiene que volver a la mesa de negociación, tal como le dijo Putin: “Cualquier negativa a mantener este diálogo sería irracional, perjudicial para el país y peligroso para el bienestar de la gente”. Así pues, si bien Rusia lo reconoce  como presidente, también reconoce a la Asamblea Nacional  (AN) como poder legítimo y lo manda de nuevo a la mesa de diálogo.  No en vano los maduristas ahora quieren volver a la AN y la aceptan de hecho como poder legítimo.

Ya la vicepresidente Delsy Eloína Rodríguez  había ido a Moscú y al llegar declaró que pronto habría buenas noticias en el ámbito económico.  Pero no fue así: muy por el contrario, en la visita de Maduro a Rusia  no se firmó ningún acuerdo  de cooperación o préstamo. Maduro sólo volvió con la foto.

Y así como mintió sobre las prontas “buenas noticias” de Rusia, Delsy Rodríguez lo hizo desde el podio de Naciones Unidas, en una sala casi vacía y con los pocos presentes retirándose para no escucharla. Desde allí dijo, entre otras cosas que “el sistema de protección social que existe en Venezuela… abarca, sin distingo alguno, a casi diecinueve millones de venezolanos y venezolanas”. ¿Cuál sistema de protección? Si la gente sale huyendo en estampida a buscar en otros países lo que en Venezuela se le niega.

Al final la presión internacional aumenta, el régimen se encuentra cada vez más aislado, sus amigos no le son incondicionales y se comienza a ver obligado a echar para atrás en algunos puntos.

Posiblemente aún se podrá pasear como el Cid Campeador, pero ya no infunde el temor de antes.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close