fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: Chavismo hitleriano

Chavismo hitleriano

 ***El socialismo dominante en Cuba, Venezuela y otros países latinoamericanos, copia lo aplicado por Adolf Hitler en Alemania.

 Agenda Abierta – JAIME GRANDA

Más allá de si el nazismo era socialista, capitalista o una tercera vía, lo cierto es que 80 años después del inicio de la segunda guerra mundial y 100 años de la aparición del fascismo, Europa acepta que todo gobierno  totalitario es dañino para la humanidad.

En América debemos recordar que el socialismo, instalado en Cuba, Venezuela y otros países latinoamericanos, manipula métodos y estrategias que aplicó Adolf Hitler en Alemania entre 1933 y 1945.

Ludwig Von Mises ayudó a precisar los parecidos del nazismo y el socialismo y su fundación e instituto tienen muchos trabajos al respecto en su portal.

Uno está firmado por el profesor de Economía George Reisman y está publicado desde el 11 de noviembre de 2005. Allí se precisa, por ejemplo, que el nazismo introdujo en Alemania en 1936 los controles de precios y salarios con la excusa de combatir la inflación de la oferta monetaria ejecutada por el mismo gobierno para sus gastos populistas, rebaja de tarifas de servicios públicos e impuestos, desde principios de 1933.

Ese escrito retrata a la Venezuela bajo asfixia económica y mando del chavismo, cuyos gastos populistas incluyen bonos y viviendas a sus seguidores.

Está comprobado que la combinación de inflación y controles de precios y salarios conduce a la escasez y para impedir las críticas surge la censura y represión a los medios de comunicación, se aterroriza a los afectados, pero también surge el mercado negro, apoyado por corruptos típicos en estos gobiernos totalitarios.

El libro “La Conspiración de las Tinieblas”, de Trevor Ravenscroft, muestra otras prácticas del nazismo de Hitler utilizadas por el socialismo cubano y el venezolano, entre ellas ritos de la llamada magia negra.

Adolf Hitler era muy estudioso de la historia y quedó fascinado con la leyenda de la Lanza de Longino, el soldado que dicen atravesó el costado de Jesús con su espada.

Descubrió que durante mil años, entre la coronación de Carlomagno en Roma y la caída del antiguo Imperio alemán, 45 emperadores usaron esa espada como talismán de poder. Hitler se empeñó en conseguir la Espada de Longino y durante su gobierno se sintió protegido. Se parece a lo practicado por Hugo Chávez con la espada de Bolívar. Hitler se decía la reencarnación de antiguos héroes como Chávez decía ser la reencarnación de Bolívar.

Al igual que Adolf Hitler, la mayoría de los socialistas son resentidos sociales, ya que consideran que la escasez sufrida en sus primeros años es culpa de los demás. Hitler fue criado como católico romano y pasó gran parte de su vida en una humilde pensión de Viena.

Hitler y sus asesores usaron como punta de lanza al Partido Nacional Socialista de los Trabajadores Alemanes.

Al igual que el chavismo, el nazismo adquirió medios de información para garantizar la difusión de las ideas del gobernante.

No parece coincidencia que durante el juicio por el fallido Putsch de 1923, Hitler dijera que la historia lo absolvería, lo mismo que dijo Fidel Castro en octubre de 1953 durante su autodefensa al ser detenido por el asalto a dos cuarteles.

La sociedad actual debe tomar muy en cuenta que Adolf Hitler dijo: “Un hombre sin sentido histórico es un hombre sin ojos ni oídos”.

Tampoco hay que olvidar que en un arranque de sinceridad, durante una transportación, Hitler dijo lo que sienten los líderes totalitarios: “No he venido al mundo para hacer mejores a los hombres, sino para aprovecharme de sus debilidades”.

@jajogra

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close