fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales

AIXA LÓPEZ: La dictadura de Maduro consigue puesto en la ONU

La dictadura de Maduro consigue puesto en la ONU

 ***Con las manos manchadas de sangre, nuestro país se ratifica en el consejo de Derechos Humanos de la ONU.

 Analicemos juntos – AIXA LÓPEZ

El día jueves nos fue anunciada vía twitter por el Embajador Representante del Gobierno de Nicolás Maduro ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, la ratificación de nuestro país ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con el apoyo de 105 países. El Consejo de Derechos Humanos es un organismo intergubernamental dentro del sistema de las Naciones Unidas integrado por 47 Estados responsables de la promoción y protección de todos los derechos humanos en todo el mundo.

Ante esta ratificación de nuestro país al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y conociendo el objetivo de este Consejo, debemos preguntarnos qué entienden como violación de Derechos Humanos los representantes o países que votaron a favor del ingreso de nuestro país. Los países que apoyaron a Venezuela no leen noticias, no ven televisión, no tienen acceso a internet, ya  que esta instancia internacional es la encargada de velar, promover y proteger todos los derechos humanos, entonces cómo ratifican a este Gobierno que ha violado y viola sistemáticamente los derechos humanos de los venezolanos.

105 países votaron a favor de este Gobierno y contra un pueblo que sufre la política de opresión, represión y persecución de este gobierno, que no permite la entrada de la ayuda humanitaria que tanto necesitamos. Estos 105 países no leyeron el informe de Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU.

Este informe se presentó en julio de este año y ratificó las graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en nuestro país por este gobierno; por eso no se entiende cómo 105 países le concedieron al gobierno de Venezuela un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Es una elección polémica si consideramos que el informe de Michelle Bachelet reporta 5.287 muertes por “resistencia a la autoridad” en 2018 y 1.569 entre el 1 de enero y el 19 de mayo de 2019. Muchos de esos casos, indica el informe, pueden constituir ejecuciones extrajudiciales. Van 466 presos políticos solo por protestar y los que murieron en las protestas de calles suman 169 personas. Claramente se evidencia el irrespeto a la Alta comisionada Michelle Bachelet.

En otros tiempos, la felicidad desbordaría mi corazón al saber que nuestro país ratifica su puesto ante este organismo internacional; pero ante la constante violación de los Derechos Humanos contra nuestro pueblo cómo vamos a celebrar tal aberración. Es como decir, en argot popular, “zamuro cuidando carne”. No podemos celebrar viendo como cada día en la diáspora se van nuestros hermanos, nuestra familia en busca de un futuro. No podemos celebrar cuando aquí no hay medicinas y se viola  el derecho a la salud. No podemos celebrar cuando se viola el derecho a la alimentación. El salario no alcanza. La inflación no permite que podamos comer y el derecho a la vida es conculcado. Asesinaron al concejal Fernando Albán y  ahora al concejal Pipo. Así no podemos celebrar.

 

 

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close