fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

JAIME GRANDA: La Madre Patria enredada

La Madre Patria enredada

 Agenda Abierta – Jaime Granda

 ***Este domingo, los extremos tratarán de impedir el fortalecimiento de una incipiente tercera opción que puede alentar a los separatistas.

Este domingo 10 de noviembre hay elecciones generales en España y las confusiones, enredos,  indecisiones y otras complicaciones de su clase dirigente, muestran que en el manejo del poder y la política, la Madre Patria no está mejor que sus excolonias americanas.

En el caso venezolano, a 500 años de la colonización y casi 200 de nuestra liberación, seguimos sin encontrar nuestra plena libertad de pensamientos.

Al igual que en España, millones de seres humanos siguen apegados a ideas totalmente fuera de la realidad actual. Lo dijimos en Twitter: Es triste que a nadie le importe que la lucha por el poder político dañe el poder adquisitivo de las masas.

En la hoy deteriorada Venezuela, los grupos políticos gastan enormes sumas de dinero para promover sus opciones, mientras millones de electores no reciben suficiente para cubrir su alimentación diaria.

Los siglos siguen pasando y la historia de la ansiada paz sigue aferrada a la historia de la guerra. La humanidad  se divide entre los que recomiendan y están dispuestos a fumar la pipa de la paz y los que amenazan con el hacha de la guerra a quienes no acepten sus caprichos. La democracia sigue todavía en pañales.

España es una nación muy complicada porque provincias de pensamientos muy distintos deben convivir bajo un sistema monárquico que no todas toleran. Cada provincia se siente minimizada por el poder capitalino.

Felipe VI, la princesa Leonor y sus dos hijas probaron algo de ese ambiente nada amigable esta semana durante la entrega de los Premios Princesa de Girona en Barcelona.

España es considerada por sus historiadores como una nación de naciones, con Castilla como portaestandarte de su unidad, una unidad múltiple de tres elementos: La España castellana, la España castellanizada y la España no castellanizada.

Castilla la vieja, primero y Castilla la nueva, después forman la España castellana; Aragón y Extremadura, Valencia y Murcia, son la España castellanizada; Andalucía, Baleares, Canarias, Cataluña, Galicia, Navarra y Vascongadas, constituyen la España no castellanizada.

Al igual que ocurrió con los indígenas latinoamericanos y aún sigue vigente en Centroamérica, las provincias no castellanizadas sufren el racismo y la discriminación y eso es una excusa válida para quienes promueven el separatismo.

Hay estudios que apuntalan que en España, como en América, se ha aplicado la pseudohistoria y hace falta alguien que desmonte todas las mentiras que se han repetido generación tras generación.

Como si las complicaciones no fueran suficientes, dicen que grupos extranjeros han atizado, especialmente con las redes sociales, el separatismo de Cataluña, al igual que hicieron con el Brexit en el Reino Unido.

A pocas horas de las elecciones generales en España, una situación evidente es que las posiciones radicales se han debilitado. El aspirante con mejores cifras no ha mantenido sus discursos de meses atrás porque busca acercamiento con los que se supone son contrarios a su ideología original. La necesidad de asegurar 140 escaños bien vale minimizar diferencias con el extremo contrario. Lo que importa este domingo es mantener la presidencia en vez de ofrecer soluciones a los graves problemas por los que atraviesa la Madre Patria en una Europa cuya unidad se resquebraja. Los extremos tratarán de frenar el fortalecimiento de una incipiente y creciente tercera opción que puede alentar a los separatistas.

@jajogra

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close