fbpx
ColumnistasInternacionalesNacionales
Destacados

J. Gerson Revanales: Violaciones al Acuerdo de Ginebra

Violaciones al Acuerdo de Ginebra

 ***La Corte Internacional de Justicia, en corto tiempo, deberá admitir o rechazar la demanda introducida por la excolonia inglesa de Guyana.

Balcón del Ciudadano – J. Gerson Revanales

Guyana viola flagrantemente el Acuerdo de Ginebra desde el momento de su firma en 1966; no obstante, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) deberá verificar si tiene jurisdicción o no frente a la demanda introducida por la excolonia británica el pasado 29 de marzo. La no admisión sería un golpe muy duro para el Secretario General de la ONU en su condición de garante del Acuerdo de Ginebra, así como para la excolonia inglesa en su estrategia y aspiraciones; no quedándole otro camino que buscar una solución.

Bajo este escenario, los “hacedores” de política exterior en Venezuela tendrán que plantearse una nueva estrategia comenzando por demostrar las violaciones que ha venido cometiendo Guyana al Acuerdo de Ginebra y al derecho internacional.

Acorde al espíritu, propósito y objetivo del Acuerdo de Ginebra, partiendo de su preámbulo, este reconoce que una estrecha cooperación entre Venezuela y la Guayana Británica redundaría en beneficio de ambos países; sin embargo, la excolonia ha venido violando persistentemente los compromisos acordados en Ginebra en 1966. Una revisión de su articulado, en particular del artículo V, revela lo siguiente:

Sobre la base del espíritu de cooperación, Guyana debería informar al gobierno de Venezuela y al Secretario General de la ONU como garante sobre toda actividad de exploración y explotación en el territorio en reclamación. El artículo V párrafo 2 es taxativo al advertir que mientras el Acuerdo esté en vigencia los actos o actividades que se realicen en la zona en reclamación no otorgan derechos de soberanía en dicho territorio, a excepción de que sean producto de convenios entre ambos países. En el año 2009, incurre en una nueva violación al Acuerdo, al solicitar en forma unilateral la ampliación de “su” plataforma continental a 350 MN en contravención flagrante al artículo V párrafo 2 del Acuerdo de Ginebra, el cual prohíbe cualquier ampliación sobre una reclamación existente.

Guyana nunca ha cumplido con el propósito del Acuerdo de Ginebra de buscar soluciones prácticas y satisfactorias al contencioso limítrofe. Sus violaciones al Derecho Internacional son manifiestas. En el año 1999, en franco desacató a las jurisprudencias de la CIJ, de la Comisión Permanente de Límites de la ONU y de la Comisión de Límites Marítimos de la OEA, en forma unilateral e inconsulta, determinó las líneas límites de los “Bloques marítimos” para la exploración y explotación de hidrocarburos y gas, en áreas marinas frente al territorio Esequibo, incluyendo la fachada atlántica del Delta Amacuro, aguas nacionales sin discusión alguna, violando el principio de que “la Tierra domina al Mar”, que establece como criterio de delimitación aquella franja de mar aledaña a la costa sobre la que el estado ribereño puede ejercer su autoridad. Es decir, no se deben hacer adjudicaciones ni apropiaciones en áreas marinas mientras exista una controversia territorial.

Posteriormente, en el 2004, Guyana firma con Barbados un acuerdo de zonas económicas comunes por encima de la plataforma continental de Delta Amacuro y en el año 2007 se dictó un Laudo limítrofe entre Guyana y Surinam, por la Comisión de Límites Marinos de la ONU, tomando como referencia en tierra puntos dentro del territorio en reclamación, al oeste del delta del río Esequibo, lo cual vicia ese Laudo y confunde la verdadera delimitación entre esos dos países y por ende la futura delimitación entre Venezuela y Guyana.

Finalmente, en su demanda ante la CIJ del 2 de julio, en violación al Art V/2 del Acuerdo de Ginebra, solicita que “Venezuela se retire inmediatamente y cese su ocupación de la mitad oriental de la isla de Anakoko algo que no está en discusión, y de todos los demás territorios que son reconocidos como el territorio de Guyana de conformidad con el Laudo arbitral de 1899.

La recuperación de los territorios del Esequibo no es fácil; sin embargo, sí existe la disposición política si no hay compromisos con otros gobiernos para entregar dicha reclamación. Hay posibilidades de incorporar 159.542 Km2 y llevar la extensión de nuestro mapa a 1.075.987 Km2.

Tags
Mostrar más

J. Gerson Revanales M

Balcón del Ciudadano. Internacionalista. Post Doctorado RR.II Embajador de Carrera por concurso

Artículos relacionados

Close
Close