fbpx
ColumnistasNacionales
Destacados

GERSON REVANALES: Golondrina no hace verano

Golondrina no hace verano

 ***Así como una golondrina no hace verano, veinte bodegones para Navidad no resuelven el problema económico.

 

Balcón del ciudadano – GERSON REVANALES

Este año, el nuevo Dakazo navideño se hizo presente con el régimen puerta a puerta, la proliferación de bodegones y la libre circulación de dólares inorgánicos, producto más del comercio ilícito, de lavadoras no precisamente General Electric o Phillips y de las pírricas remesas de la diáspora, que de la activación del aparato productivo y de las exportaciones. El ataque despiadado a la empresa privada, con efectos mortales sobre el aparato productivo y exportador como verdadero generador de riqueza, convirtió a Venezuela en el país con mayor desempleo en el mundo. Así se desprende del informe del Fondo Monetario Internacional (2019), el cual revela que el 2019 cerró con una inflación del 200,000 %, y estima que en 2020 la hiperinflación se podría ubicar en 500.000 %.

En nuestra columna del 28 de diciembre dejamos claro que el régimen perdió la “guerra económica”, pues ni poniendo “todos juntos” a nuestros jóvenes a recoger basura en las calles y pintar las aceras, en lugar de ponerles a estudiar en escuelas técnicas, en el INCE o en las escuelas de Artes y Oficios; ni la Chamba Juvenil de recolectores (uno de los programas sociales más vergonzoso y deplorable de política pública alguna) pudieron evitar que el 2019 cerrara con una tasa de desempleo situada en 47,2 %.

En este 2020 (según estimaciones del FMI) la inflación podría llegar al 50,5 %, la más alta en la historia de la región y la mayor en el mundo, al colocarse por encima de los países en guerra. El país potencia, en materia de desempleo, se sitúa detrás de Sudáfrica, Sudán, Armenia e Irán.

Sería oportuno que los hacedores, por no llamarlos diseñadores del destructivo Plan de la Patria para el 2019-2025, leyeran el informe del FMI y tomaran en cuenta que según las estimaciones de este la economía venezolana se contraerá un 35 %, con una caída del producto interno bruto (PIB) del 25 %. Aunado a una segura escasez de medicamentos y bienes esenciales a pesar de los abarrotados bodegones de Milky Way, que tanto les gusta a los hijos de los revolucionarios.

La crisis en el país potencia se profundizara para este año con la mayor inflación y la tasa de desempleo más alta del mundo, desbeneficiada con los salarios más bajos de la región, pagados en bolívares que no superan los 6 dólares mensuales. A lo cual hay que sumar la escasez de alimentos y medicamentos, que es la única en la historia, producto de una dolarización descontrolada que solo beneficia a quienes pueden acceder a la divisa del imperio. Entonces, ¿el régimen perdió o no la guerra económica al convertirnos en el tercer país más pobre del mundo detrás de Centro Africa, Burundi y la República del Congo?

En resumen, Maduro entrará en el 2020 con un país que ha tenido la mayor caída de la producción de bienes y servicios desde que se tiene registro. Además, se ha refugiado en el contrabando o economía paralela para seguir en el poder, porque la supuesta actividad lícita que realiza a través de la exportación de petróleo está encubierta para burlar las sanciones impuestas por Estados Unidos a PDVSA.

Mientras no se produzca un viraje en las políticas económicas, los venezolanos continuaremos viviendo en una economía ficticia sustentada en bodegones, la circulación de dólares negros, bonos y misiones de caridad donde solo los que tienen acceso al signo monetario del tan odiado imperio -producto de transacciones no tan santas- podrán sobrevivir y quienes no vivirán en zozobra permanente; pues con el paso de los días los precios de los alimentos aumentan en dólares y en bolívares, disminuyendo no solamente la capacidad de compra sino el poder adquisitivo de los venezolanos.

Tags
Mostrar más

J. Gerson Revanales M

Balcón del Ciudadano. Internacionalista. Post Doctorado RR.II Embajador de Carrera por concurso

Artículos relacionados

Close
Close