fbpx
ColumnistasInternacionales
Destacados

EDUARDO MARTÍNEZ: Italia resiste en el ojo del huracán Covid19

Italia resiste en el ojo del huracán Covid19

Por EDUARDO MARTÍNEZ – Corresponsal en Italia

Luego de unas semanas negras en Italia, las estadísticas luctuosas del Corona Virus empiezan a bajar.

Tal vez el peor testimonio gráfico de la crisis haya sido una fotografía nocturna de la ciudad lombarda de Bérgamo. La gráfica mostró un largo convoy de camiones militares transportando cerca de un centenar de féretros, provenientes del cementerio municipal de la ciudad. Iban con destino a los crematorios de municipios vecinos, porque la magnitud de fallecimientos había rebasado la capacidad de cremación local.

Este hecho retrató la trágica realidad de las consecuencias de una pandemia mundial. Personas que fallecen en el aislamiento de los hospitales o en  sus casas. Traslados nocturnos para evitar la violación de la cuarentena. Y personas cremadas lejos de la presencia de familiares, quienes probablemente recibirán una pequeña caja con las cenizas.

En los dos primeros meses de la pandemia, Italia fue el país con la mayor cantidad de fallecimientos diarios en Europa, sobrepasando los números de China, el país donde hasta el momento se tiene registrado el origen de la propagación del Corona Virus.

Para la primera semana de abril, España ya empezaba a desplazar a Italia en los números europeos. Aunque lo más significativo en las estadísticas mundiales viene siendo el crecimiento de los contagios en los EEUU.

Hay que reconocer que fue Italia el primer país en tomar drásticas medidas sanitarias, tales como las restricciones de vuelos hacia y desde China, aislamiento de poblaciones y la obligatoriedad del uso de mascarillas.

Los contagiados comenzaron a ser reportados en escaso número, de repente al norte del país en las regiones de Lombardía, Piemonte, Emilia-Romagna y el Véneto, las autoridades sanitarias y los hospitales se veían rebasados por los contagiados, los hospitalizados y los fallecimientos.

Para la primera semana de abril, el promedio nacional de muertes alcanzaba el 12,78 % de los contagiados. Teniendo los records nacionales la región de Lombardía con 46.065 contagiados y 7.960 muertes, lo que representa un 17,28 %, un 50 % más que el promedio nacional.

Le siguen la Emilia-Romaña con 15 mil afectados y 1.811 muertes (11,81 %), Piemonte con 10.353 contagiados y 983 muertes (9,49 %) y el Véneto con 10.111 contagiados y 1.001 fallecimientos (9,90 %).

La proliferación del virus en estas regiones no está clara del todo. El flujo turístico, que habría traído el virus, es mayoritario en Venecia, Roma y la Toscana, pero las estadísticas no son proporcionales a este flujo.

La Lombardía es una región industrial, cuyas visitas de turismo no son de las más altas de Italia.

Sin embargo, y por otra parte, los residentes de nacionalidad china son una presencia la más alta de Italia con 69.112 chinos, seguida de la Toscana con 56.084, luego está el Véneto con 35.714, la Emilia-Romagna con 30.156, el Lazio (Roma) con 25.244, y el Piemonte con 20.091 chinos.

El impacto de una alta población de origen chino, pudiera hasta cierto punto explicar el alto número de los contagios en Lombardía y la Emilia-Romagna, pero estadísticamente no explicaría porque en Roma y la Toscana es más bajo.

 

Vieja relación

Desde que Marco Polo abriera para Occidente la Ruta de la Seda, a finales del siglo XIII, los italianos establecieron una relación especial con China.

Tanto Italia como China no eran en ese entonces lo que son hoy en día. Italia era una comunidad de reinos, principados y repúblicas independientes unas de otras, y la China que encontró Marco Polo estaba bajo el control del Gran Khan mongol. Es esta circunstancia la que hasta este momento lograría explicar la virulenta irrupción de la pandemia del Corona Virus en Italia debida quizás a los vernáculos desplazamientos entre un continente y otro.

Por estos precedentes, no resultó extraño que en las primeras semanas de la expansión de la pandemia Italia haya sido el país más impactado por el contagio proveniente de China.

 

Incertidumbre

 

Para los italianos no está claro todavía cómo, y a pesar de las medidas sanitarias tempranas, el virus impactó terriblemente al país.

También habría que considerar otras variables en Italia en la mortandad en que ha resultado el Covid19, nombre con el cual los científicos han catalogado el virus. Otro aspecto significativo, es que no ha sido igual el impacto entre países vecinos: caso del este europeo en relación a los países como Alemania, Austria y los países nórdicos.

En cuanto a quienes afecta mortalmente el virus, es también significativo que los adultos mayores y los que tienen un historial de enfermedades terminales y crónicas, llevan la peor parte.

En general, han reportado epidemiólogos independientes que el porcentaje de fallecidos en relación a los contagiados no es distinto de los afectados anualmente por gripes e influenza. Aunque llama la atención que lo que parece caracterizar al Covid19 es su velocidad de contagio.

En todo caso, el índice de mortalidad no debería ser superior al 2 %. Aunque en las regiones más afectadas en Italia, pudiera estar influyendo el alto número de personas mayores de 70 años. Un dato estaría la demografía italiana de ciertas regiones.

Igualmente, y a nivel mundial, los científicos no se ponen de acuerdo en el establecimiento del perfil viral. Se discute mucho el tratamiento óptimo, y lo único en que parecen estar de acuerdo es en el aislamiento total de las personas.

Este aislamiento resulta contradictorio para el común de las personas, e inclusive para muchos expertos. Lo que ha desviado la atención hacia el análisis de las consecuencias económicas de la pandemia.

Si la gente no se interrelaciona, es obvio que debería reducirse el número de los contagios. Pero no ir a trabajar también es obvio que baja la producción de bienes y servicios, el ingreso de los trabajadores y aumentaría –como está aumentando- el número de desempleados.

Mientras a nivel mundial el número de fallecidos roza los 100 mil contagiados, solo en los Estados Unidos 10 millones de personas han perdido sus puestos de trabajo.

Esta realidad, que se repite mundialmente, ha impulsado a varios países a introducir paquetes de ayudas o bonos sociales para compensar las pérdidas de trabajo –a las personas- y por la paralización forzada de la producción, a las empresas.

Está claro que el impacto económico negativo es desproporcionadamente mayor por las medidas sanitarias, que por la pandemia por sí misma.

 

Presente y futuro

Hoy en día, en Italia, tenemos calles desiertas, negocios y fábricas cerradas. Los italianos están confinados en sus casas, reducidos al ocio, la tv y las discusiones familiares propias de quienes se siente enjaulados.

Las principales aficiones, como el fútbol, la música, el bar para tomar café con los amigos, parecen ser costumbres del pasado.

No es distinto al resto del mundo. Italia, que sobrevivió a los efectos de dos guerras mundiales en el siglo XX, convive ahora con la miseria que estima vendrá en la era postvirus. De momento, todos estamos todavía en el ojo del huracán del Covid19.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close