Sin categoría
Destacados

GERSON REVANALES: El juego suma cero en el coronavirus

El juego suma cero en el coronavirus

***La pandemia trajo consigo el más profundo cambio, tanto del poder político como de la misión de las empresas como del núcleo familiar.

Balcón del ciudadano – GERSON REVANALES

La revolución idealizada por Hugo Chávez, a quien la historia siempre recordará como un teniente coronel que una madrugada insurgió contra las instituciones democráticas, al final terminará como el (Black Swan), el cisne negro, de la extraordinaria producción cinematográfica de Darren Aronofsky (2010), basada en el “Lago de los Cisnes”. La revolución bonita, al igual que Nina (la protagonista de la obra) en el transcurso del tiempo padece una transición, metamórfica: pasa de ser tratada y mimada como una niña por su madre y por ella misma, para terminar en un ser malvado como el cisne negro de Aronofsky.

La revolución bonita, como el cisne blanco, ha ido perdiendo en el tiempo su belleza y atracción en el pueblo. A lo interno han venido desvaneciéndose sus atractivos, a causa de la falta de seguridad social y jurídica, políticas publicas equivocadas, mal manejo de los fondos públicos, quiebre de las empresas básicas del Estado. En lo externo, conflictos por las cuatro fronteras, violaciones a los derechos humanos, sanciones internacionales por narcotráfico y lavado de dinero, que han convertido a Venezuela en un Estado fallido al no poder cumplir con sus principales responsabilidades (derecho a la vida, asistencia social, educación y seguridad). Estos factores, tanto internos como externos, en una analogía al film, se convirtieron en las autolesiones que la revolución bonita se infringió a lo largo de 21 años, conduciéndola finalmente a su “muerte”, la del cisne blanco en la obra.

El cisne negro del gobierno llegó en su peor momento: con la pandemia del coronavirus-19, sin reservas internacionales, sin producción petrolera y con los precios del barril de petróleo en los niveles de precio más bajos desde 1987; lo cual requerirá un reordenamiento entre la responsabilidad social del Estado y el mantenimiento del aparato productivo post pandemia.

Este reordenamiento obligaría al gobierno a buscar un equilibrio entre el hombre, la sociedad y la empresa ante una combinación de crisis de salud pública y crisis económica, dos factores que condicionan mayoritariamente la opinión de los ciudadanos sobre la gestión de gobierno. El reordenamiento depende de la capacidad de negociar de ganar y dejar ganar, lo que en la Teoría de los Juegos formulada por John von Neumann y Oskar Morgenstern antes y durante la Guerra Fría, uno de los modelos más conocidos son el de “Juego Suma Cero y “Juego de Suma Variable”; este ultima permite a cada Parte, llevarse parte del pastel. De forma que todos ganan.

El problema está en que el gobierno en su sectarismo, dogmatismo ideológico le impide buscar el equilibrio entre el bienestar social y económico; como si establecerlo fuera un juego Suma Cero, es decir lo que se le resta al bienestar social, se lo gana el bienestar económico y no es así; el equilibro entre ambos modelos permite a través de la negociación reconocer y aceptar las entregas y sacrificios que hay que hacer para que todos ganen en ese mundo que Alvin Toffler describió en su Best Seller “el Cambio de Poder” (1990) donde el autor se asoma al derrumbe de la autoridad y el poder a la vieja usanza, tanto en el mundo laboral como en la vida cotidiana, al producirse en los momentos en que las estructuras del poder a nivel mundial necesariamente cambiaran producto de la pandemia.

Los cambios que se producirán en las empresas, la economía, la política y a nivel mundial, son sólo las primeras escaramuzas de unas luchas por un nuevo orden ha de sobrevenir, porque sea la pandemia producto de laboratorios o por las leyes evolutivas de Darwin, la pandemia trajo consigo el más profundo cambio tanto de poder de la historia de la Humanidad, como de la sociedad dentro de su núcleo familiar. Mientras tanto el sol seguirá saliendo por el Este.

Tags
Mostrar más

J. Gerson Revanales M

Balcón del Ciudadano. Internacionalista. Post Doctorado RR.II Embajador de Carrera por concurso

Artículos relacionados

Close
Close