InternacionalesSin categoría
Destacados

Elecciones en Galicia: Izquierda radical sigue al acecho

Elecciones en Galicia: Izquierda radical sigue al acecho

*** Victoria de Núñez Feijóo (PP) en Galicia, supuso la desaparición de Unidas Podemos del parlamento gallego. ¿Cuál es el trasfondo de estos resultados?

Por FRANCISCO POLEO

La atronadora victoria de Alberto Núñez Feijóo en Galicia, en lo que es la cuarta mayoría absoluta consecutiva para el militante del Partido Popular (PP), supuso un durísimo varapalo para los recién fundados Grupo de Puebla e Internacional Progresista, las nuevas asociaciones en donde la extrema izquierda mundial pretende lavarse la cara. Unidas Podemos desapareció de parlamento gallego. Es el partido de Pablo Iglesias. Esta formación fue financiada por los regímenes de Venezuela y de Irán.

Sin embargo, tanto la victoria del PP como la debacle podemita tienen sus matices. La vacante del partido de Iglesias es llenada por el Bloque Nacionalista Galego (BNG). Esta agrupación también es cercana al régimen de Nicolás Maduro. Y públicamente. En 2019, por ejemplo, se unieron a la campaña mundial “solidaridad en apoyo con el presidente legítimo Nicolás Maduro”. Su representante Tomé Laxe condenó la “descarada intromisión de algunos países en los asuntos internos de Venezuela”. Hizo entrega de un comunicado de apoyo a Maduro y recordó que “la victoria electoral del pasado 20 de mayo (de 2018), fue una demostración de soberanía y paz del pueblo venezolano acto que el mundo debe respetar.”

En 2017, en una sesión del Congreso de Galicia en la cual se discutía la situación precaria de pensionistas gallegos residentes en Venezuela, la diputada del BNG Montse Prado calificó las demandas del PSOE y del PP de más libertad y democracia en la nación sudamericana de “injerencia externa y maniobra por quien no es incapaz de asumir la soberanía del país”.

Este es el BNG que llegó de segundo en las recientes elecciones gallegas, por detrás del PP. Nuevamente liderados por Ana Pontón, pasaron de tener 6 diputados en el parlamento a contar ahora con 19. Los populares mantuvieron los 41 escaños y el PSOE se quedó en 15.

No todo es color de rosas en el PP

Núñez Feijóo, de la línea moderada del PP, los “rajoyistas”, está enfrentado a la dirección nacional popular comandada por Pablo Casado, del ala doctrinaria, los “aznaristas”. La victoria del fin de semana fortalecerá a los “rajoyistas”, con importantes bastiones en Galicia y en Andalucía (Juanma Moreno).

Está por verse cómo afectará esto al liderazgo de Casado. Núñez Feijóo, quien prácticamente desapareció las siglas del PP de su campaña, tuvo la oportunidad de asumir en 2018 la dirección nacional de su partido y convertirse en el candidato al Palacio de la Moncloa. Fuentes internas del partido revelan a El Nuevo País que prefirió no presentarse para no arriesgar su silla en Galicia. Ante eso, Soraya Sáenz de Santamaría, entonces vicepresidenta en el gobierno de Mariano Rajoy, asumió la bandera de la línea moderada del partido. Fue derrotada por el representante de los doctrinarios, Casado, y desapareció del mapa político, justo lo que temía Núñez Feijóo que le pasara a él.

Si se llegasen a adelantar las elecciones generales, algo no descartable por los desencuentros de Pedro Sánchez con sus socios podemitas e independentistas, Casado se jugará su liderazgo. Núñez Feijóo estaría al acecho. O Juanma Moreno, el presidente andaluz que también podría lanzarse al ruedo nacional. El primer round, de todas formas, será el año que viene, cuando el Partido Popular deba evaluar en congreso interno la gestión de Casado.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close