ColumnistasNacionales
Destacados

ALFREDO MICHELENA: Maduro, retratado como todo un criminal internacional

Maduro, retratado como todo un criminal internacional

alfredo michelena

Por ALFREDO MICHELENA

El informe de la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (OHCHR), la Dra. Michelle Bachelet, sobre la situación de los derechos humanos (DD.HH.) en Venezuela es contundente.

Las cerca de 450 páginas del trabajo de la Misión Internacional Independiente son una radiografía tenebrosa de los desmanes del régimen de Maduro. Irónicamente, el representante del régimen en ese Consejo de DD.HH., Jorge Valero, no se sabe si por ironía o craso desconocimiento del informe, agradeció su publicación y aseguró que seguirán colaborando con esa oficina.

Lo más relevante del informe, y así lo destaca el título del comunicado de prensa de esa oficina, es que el “Informe de la ONU insta a la rendición de cuentas por crímenes de lesa humanidad”.

Ese demoledor comunicado de prensa establece que “la Misión constató que el Gobierno, los agentes estatales y los grupos que trabajaban con ellos habían cometido violaciones flagrantes de los derechos humanos… en Venezuela. Identificó patrones de violaciones y crímenes altamente coordinados de conformidad con las políticas del Estado y parte de un curso de conducta tanto generalizado como sistemático, constituyendo así crímenes de lesa humanidad”. Dejando claro e indudablemente su concordancia con la definición de crímenes de lesa humanidad.

Y más descarnado aún subraya que “el Presidente Maduro y los Ministros del Interior y de Defensa tenían conocimiento de los crímenes. Dieron órdenes, coordinaron actividades y suministraron recursos en apoyo de los planes y políticas en virtud de los cuales se cometieron los crímenes”.  Más claro, el agua.

El informe profundiza en el tipo de  crímenes ejecutados, entre ellos “El encarcelamiento, los actos de tortura, violación y otras formas de violencia sexual, y otros actos inhumanos”. Así como “… ejecuciones arbitrarias y… desapariciones forzadas” además de “… actos de tortura y otros actos inhumanos de carácter similar, cometidos contra miembros de la población civil en el contexto de operaciones de seguridad o control social”.

Y es explícito al decir que “estos crímenes se cometieron como parte de un ataque dirigido contra la población civil”, que no fue casuístico sino que este era el “… objetivo principal, y no incidental, del ataque”. Los ataques, nos dicen, están dirigidos a  “…silenciar, desalentar y sofocar la oposición al Gobierno del Presidente Maduro, …y a sus familiares y amigos”,  incluyendo a civiles y militares. Así como que también hay “una política para combatir la delincuencia, incluida la eliminación de las personas percibidas como “delincuentes” mediante la ejecución extrajudicial”.

Y, finalmente, el informe concluye que existen “…motivos razonables para creer que tanto el Presidente como los Ministros del Interior y de Defensa, ordenaron o contribuyeron a la comisión de los crímenes documentados en el presente informe, y teniendo la autoridad efectiva para hacerlo, no adoptaron medidas de prevención y represión”.

Alineado con lo denunciado ante la CPI

Esta información corrobora lo que varios grupos de ONGs y personalidades venezolanas han venido sosteniendo ante la Corte Penal Internacional, así como un grupo de países del continente vinculados al Grupo de Lima que han presentado denuncias concretas y contundentes frente a esa corte, desde hace varios años sin haber obtenido una respuesta aún. Este informe será un espaldarazo para agilizar este proceso en ese Tribunal,  en el cual la muy criticada fiscal Fatou Bensouda no podrá evadir el tema tan fácilmente.

Finalmente, el informe establece 65 recomendaciones: 61 para el régimen de Maduro y las otras para la comunidad internacional.  Quizás la más importante entre las 65 es la primera que llama a “realizar  inmediatamente investigaciones rápidas, eficaces, exhaustivas, independientes, imparciales y transparentes de las violaciones de los derechos humanos y los delitos descritos en el presente informe”, pero agrega “haciendo que los autores rindan cuentas de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos y proporcionando justicia para las víctimas”.

En cuanto a las relativas a la comunidad internacional, la OHCHR señala la importancia de que se supedite la cooperación y transferencia militar y policial al respeto de los DD.HH. en Venezuela. Pero insiste en “iniciar acciones legales contra los individuos responsables identificados en el …presente informe, de conformidad con su legislación interna pertinente”; así como promover “que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional tenga en cuenta la necesidad de que se haga justicia oportunamente a las víctimas de los crímenes investigados por la Misión y a los que están bajo su consideración”.

Así pues, Maduro y su cúpula militar están retratados como perpetradores de crímenes de lesa humanidad y como tales las democracias del mundo deben actuar. Ya no se trata de unos venezolanos interesados, o unas ONGs alborotadoras;  se trata de la opinión documentada de la OHCHR , de Michelle Bachelett, una expresidente latinoamericana, que incluso fue amiga de Chávez y que no es precisamente de derecha.

Este informe es devastador para un régimen que se quiere lavar la cara con unas elecciones parlamentarias que más de 60 países consideran que no cumplen con los estándares internacionales para que sean aceptados sus resultados. Legitimar a un régimen cuyos cabecillas son señalados como criminales internacionales, será cada vez más difícil para muchos gobiernos que han estado dubitativos.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close