Internacionales
Destacados

La Responsabilidad para Proteger: Las prisas de Borrell en Venezuela

La Responsabilidad para Proteger: Las prisas de Borrell en Venezuela

francisco poleo

Por FRANCISCO POLEO

Mientras la ONU desarrolla un brutal informe sobre los crímenes de lesa humanidad perpetrados por la dictadura de Nicolás Maduro, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, envía a Venezuela una misión cuasi clandestina para negociar con la cúpula que usurpa el poder. Esto, en consideración del experto Jesús Troconis, “compromete unilateral y arbitrariamente” a la Unión Europea. Al fondo, la activación de la Responsabilidad para Proteger y el debate de si debe pasar o no por el Consejo de Seguridad en donde tanto Rusia como China tienen poder de veto.

En conversación con Zeta, Troconis -ex diputado por Acción Democrática y reconocido experto en Derecho Internacional-, expone que Borrell, al enviar representantes personales a negociar con el régimen de Maduro, señalado por la Misión Internacional de Investigación de la Organización de Naciones Unidas de cometer crímenes de Lesa Humanidad, incurre en dos faltas graves. En primer lugar, compromete unilateral y arbitrariamente la opinión de la Unión Europea, lo cual es inadmisible en él, dada su condición de Alto Representante de la política exterior de la organización y, en segundo lugar, peor aún, incurre en la violación flagrante de las normas jurídicas sobre las cuales se construye el Estado de Derecho Internacional”.

La maniobra fue cuasi clandestina. Según el ABC, ni siquiera Ursula Von Der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, estaba al tanto. Esto convierte a Borrell en un “inadmisible transgresor”, en palabras de Troconis. El Grupo Popular Europeo -la alianza de partidos de centro derecha a la cual pertenecen, entre otros, el Partido Popular español y la CDU de Ángela Merkel- se pasea por la posibilidad de pedirle al Alto Comisionado que de explicaciones formales ante el parlamento europeo. El español se defiende. Según él, la misión que visitó Venezuela para conversar con Maduro sólo ejerció funciones diplomáticas normales. Lo cierto es que, por lo visto, ni siquiera los países que llevan la batuta en Europea conocían las gestiones. Salvo España, quizás, porque, según informe del diario ABC, Borrell almorzó con Pedro Sánchez poco antes de que despegaran los emisarios rumbo a Caracas.

“Si el blanqueamiento al dictador que está haciendo Borrell en Venezuela lo hiciera en Bielorrusia ya estaría cesado. Se aprovecha de que America para Europa sigue siendo un tema ‘español’ y que en España le mandan los socios de Maduro”, tuiteó el eurodiputado español Esteban Gónzalez Pons, vicepresidente del Grupo Popular Europeo.

Las gestiones de Borrell ocurren al mismo tiempo que una movida de mata diplomática de Sánchez en Latinoamérica. El ministerio de Asuntos Exteriores español rotará a sus embajadores. Jesús Silva, el actual jefe en la embajada en Caracas, dejará su cargo. Este diplomático ha sido conocido por ser particularmente eficiente, siempre dispuesto a tenderle la mano a la oposición venezolana sin estruendos mediáticos que enerven a la dictadura. Por ejemplo, el álgido 30 de abril del 2019 le abrió a Leopoldo López las puertas de su residencia. Luego de que el dirigente político estuviera a buen resguardo, notificó a Madrid, con lo cual el gobierno de Sánchez ya no pudo negarse. Fuentes confirman a Zeta que, en principio, el asilo de López no corre peligro, aunque quien tomaría las riendas de la sede diplomática caraqueña es el titular actual en La Habana, Juan Fernández Trigo.

Las prisas de Borrell

Las gestiones de Borrell en Venezuela marchan a contrarreloj. El catalán ve como su par estadounidense, Mike Pompeo, le ha cogido ventaja en los últimos días. Tras el demoledor informe de la ONU, el presidente interino Juan Guaidó solicitó formalmente que se active la Responsabilidad para Proteger. La movida está claramente apoyada por Washington, en donde tienen la mira en las elecciones presidenciales de noviembre. Atrás en las encuestas, Donald Trump es capaz de cualquier cosa, y Borrell lo sabe. Por eso el diplomático europeo intenta convencer a Maduro de que acepte una salida electoral, pero fuentes dentro del Palacio de Miraflores confirman a Zeta que el dictador está dispuesto a inmolarse.

Para muchos expertos, la Responsabilidad de Proteger (R2P) debe pasar por la alcabala del Consejo de Seguridad. El tema es que ahí cinco países tienen poder de veto, Rusia y China entre ellos. Siendo aliados del madurismo y rivales de Washington, es difícil que estos dos países no tranquen cualquier iniciativa en el organismo multilateral. Sin embargo, como registramos en estas líneas anteriormente, no sería la primera vez que esto sea pasado por alto. En el retrovisor todavía aparece la persecución serbia a los albano-kosovares en 1998, caso muy análogo al venezolano. Moscú y Beijing vetaron cualquier operación, pero igualmente la OTAN procedió. La iniciativa fue ilegal desde este punto de vista jurídico, pero fue muy popular al evitar la masacre de la población.

Sin embargo, hay expertos que consideran que la aplicación de este mecanismo es más expedito y, aún así, legal. En palabras de Troconis, consultado por Zeta, “no hace falta someter al Consejo de Seguridad la aplicación de la R2P desde la perspectiva del Derecho Internacional. La comunidad internacional, estados y organizaciones internacionales, tienen la obligación de proteger los derechos humanos fundamentales. La R2P, es justamente el instituto juridico que escuda y materializa la protección de los derechos humanos. protege la vigencia y solidez de los derechos humanos. Su significado es único e indubitable  el rechazo a los crímenes de lesa humanidad, genocidio, crímenes de guerra y limpieza étnica cometida por un Estado contra su propia gente. La R2P es Derecho positivo por tanto aplicable. Su aprobación no es un saludo a la bandera, es una disposición del Sistema Jurídico en plena vigencia, de carácter vinculante y cumplimiento obligatorio. Es la nueva alternativa para actuar a tiempo evitándose las soluciones tardías o ex post facto que condujeron a tragedias como las de Ruanda y Kosovo”.

Jesús Eduardo Troconis Heredia fue diputado venezolano por el partido Acción Democrática. Experto en Derecho Internacional, es uno de los principales defensores de la “Intervención Multilateral”, llegando a escribir un libro con ese título que fue epilogado por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Close
Close