.

La verdadera izquierda se queda sin la sabiduría y la firmeza de Pompeyo

Lo siento, usted no tiene permitido ver este contenido

Relacionados: