La mirada fulminante de la reina Letizia a sus suegros en pleno funeral de Isabel II

Mirada fulminante de Letizia

*** Felipe VI y Letizia se sentaron este lunes, 19 de septiembre, junto a los eméritos en el funeral de Isabel II. Hacía dos años que no coincidían.

Por Irma Locantore

Durante el funeral de Estado en la Abadía de Westminster para homenajear a la reina Isabel II se encontraban los reyes de España, Felipe VI (54 años) y Letizia (50), así como los eméritos Juan Carlos I (84) y Sofía (83).

Los padres del actual jefe de Estado fueron invitados expresamente por la Casa Real Británica, aunque hasta este lunes no se conocía la disposición de cómo iban a ubicarse dentro del templo. 

Sin embargo los cuatro reyes, los actuales y los eméritos, se sentaron juntos en el mismo banco. Una imagen que no se producía desde hacía dos años, en el funeral de la infanta Pilar, y que dejó una anécdota muy significativa. Una tensa escena entre Letizia y sus suegros, Juan Carlos y Sofía.

Pese al carácter regio y solemne de la misa, en un momento dado del funeral de Estado, los eméritos compartieron unas risas cómplices entre ellos. Una escena distendida, y de relajo, que Letizia no dudó en censurar con una mirada fulminante. Una actitud de reproche que, según se pudo comprobar a través de las imágenes, también adoptó Felipe VI.

Esta escena no fue el único detalle que se ha extraído del funeral de la reina Isabel II. La disposición de los cuatro miembros de la Casa Real española también fue. Sobre todo, la posición de Letizia, en medio de Juan Carlos y su hijo, Felipe VI. Felipe ocupaba un lugar en el extremo, junto al altar, y a su lado se encontraba Letizia, quien tenía a su derecha a Juan Carlos y a Sofía. De esta forma, los cuatro, colocados de forma contigua, siguieron el sepelio por el alma de la Reina.

Aunque se sentaron juntos, los Reyes y los eméritos hicieron su entrada a la abadía por separado. Juan Carlos y su mujer llegaron junto a los reyes de Holanda; el príncipe Alberto (64) y Charlène de Mónaco (44); la reina Ana María de Grecia; y Pablo y Marie-Chantal(54).

Sea como fuere, este reencuentro familiar tuvo lugar horas después de que se evitara la foto en la cena de Estado que organizó este pasado domingo por la noche Carlos III (73). Al igual que en el funeral, Juan Carlos también acudió a la cena ayudado por un bastón y agarrado en todo momento a su ayudante personal. 

Tras el funeral, y según ha informado la Casa Real española, Felipe VI participaría en la ceremonia religiosa previa al entierro de la reina Isabel II en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor. Felipe aceptó la invitación formulada por el rey Carlos III a las Casas Reales para participar en ese servicio religiosoy de carácter más íntimo que el funeral de Estado que se desarrolla en Westminster.

La reina Sofía acompañaría al Rey, mientras que la reina Letizia no asistió pues viajó a Nueva York. El rey emérito Juan Carlos, por su lado, declinó la invitación.