Shakira rompe el silencio tras ruptura con Piqué

Shakira rompe su silencio

*** La cantante colombiana dice que está en el momento más oscuro de su vida.

Por Irma Locantore

Luego de anunciar en meses pasados su separación del futbolista Gerard Piqué, la cantante colombiana Shakira rompió su silencio sobre este tema pues ambos se encuentran enfocados en una disputa judicial por la custodia de sus dos hijos.

La exitosa intérprete dijo que  “es muy difícil hablar de esto, especialmente porque es la primera vez que hablo de esta situación en una entrevista. Permanecí en silencio y sólo traté de procesarlo todo. Ha sido difícil no solo para mí, sino también para mis hijos. Increíblemente difícil. Tengo un paparazzi acampando frente a mi casa, 24/7. Y no hay un lugar donde pueda esconderme excepto en mi propia casa”.

Shakira reitera que sus hijos son los principales afectados de esta separación debido a la presión generalizada por esta noticia. De hecho, traslada que ambos tienen que hacer frente a numerosas informaciones que son acompañadas con algunos comentarios desacertados de compañeros de clase. “He tratado de ocultar la situación frente a mis hijos. Intento protegerlos, porque esa es mi prioridad en la vida. Pero luego, en el colegio, escuchan cosas de sus amigos. Me parece un circo total”, señala para después añadir que todo esto ha sucedido mientras su padre se debatía en Colombia entre la vida y la muerte en el hospital. “He estado luchando en diferentes frentes”.

Su pasión por la música se ha convertido en su mejor medicina en estos momentos para ella debido a la fuerza que le ha trasladado para seguir adelante a pesar de las circunstancias. “Escribir música es como ir al psiquiatra, sólo que más barato. La música es definitivamente una de esas herramientas, una de las pocas herramientas que tengo para sobrevivir a situaciones extremas. Ha habido días en los que he tenido que recoger mis pedazos del suelo y la única forma de hacerlo, de hacerlo de verdad, ha sido a través de la música”, dijo.

De hecho, las únicas pretensiones psicológicas de Shakira era estar “acurrucada” en su cama junto a sus hijos, pero su trabajo le impulsó para cumplir con sus obligaciones. “Mi trabajo me permite recomponerme, y darme cuenta de quién soy y por qué estoy aquí, cuál es mi propósito y misión”. La música le ha abierto los ojos en una de las “horas más difíciles y oscuras” de su vida, que según ella a veces siente que todo es un “mal sueño” del que alguna vez se va a despertar.

La neogranadina asegura que cambió toda su vida por y para Piqué debido a que llegó un momento (nacimiento de Sasha) en el que entendió que mudarse a Barcelona junto a su pareja era la mejor solución. “Había vivido siempre como artista viajando sin parar, yendo a diferentes lugares del mundo, de gira, haciendo espectáculos. Sabía que con el colegio de mi hijo tenía que asentarme, echar raíces en Barcelona y estar allí para él y para Gerard y luego también para Sasha”, explica. Shakira confiesa que dejó su carrera musical en un segundo plano por un “acto de amor”, que a pesar de todo le ha otorgado un vínculo inmejorable con sus dos hijos.

Además, ensalza la figura de grandes amigos como Juan Luis Guerra, Alejandro Sanz o Chris Martin, que se han convertido en un apoyo fundamental para ella. “He encontrado un lado increíble y humano en personas, ya sabes, personas que creía que estaban en mi vida únicamente por el trabajo que hacemos juntos. Rezan por mis hijos para que yo encuentre la paz”, sostiene.

Con respecto al presunto fraude fiscal, por el que la justicia española pide pena de ocho años y 23 millones de euros de multa, dijo que es una acusación totalmente falsa, ya que no estuvo más de 183 días en España, límite regulado por Hacienda para considerar a un residente español. “Pagué todo lo que decían que debía, incluso antes de que presentaran una demanda. Así que en realidad no les debo nada. Tengo la confianza de haber hecho las cosas de la manera más correcta y transparente desde el primer día”, puntualizó la estrella musical.