El Nuevo País .

Fallece un prócer civil

Hector Isava Enmanuelli, el decano de Ingeniería de la Universidad Central cuyo desempeño en los  años sesenta, iniciales de la democracia, se distinguió por mantener y elevar el nivel académico de esa facultad en medio de una histórica turbulencia política, falleció el domingo pasado en Florida (EE.UU.), a los 91 años de edad.
En los años del estallido de la insurgencia castrista que arrastró a prominentes figuras de la Generación del 58, culminando con la experiencia guerrillera en la cual se consumieron talentos de excepción, el profesor Isava convenció a los estudiantes de Ingeniería de que su actividad política no debía ejercerse en perjuicio de la calidad profesional que requería un país en construcción. Su exhortación encontró en los estudiantes una acogida que mucho dice en cuanto al potencial humano de Venezuela. De hecho, los ingenieros egresados en esos años fueron protagonistas del crecimiento del país en las décadas siguientes, cuando coronaron las obras de Guri y se amplió una apretada red vial, eléctrica y electrónica, mientras el sector privado definía un perfil contemporáneo en las ciudades.

Isava orientó los estudios de ingeniería en función de los problemas reales venezolanos. Dentro de esa intención desarrolló, en acuerdo con el Ministerio de Sanidad, la investigación y especialización en Ingeniería Sanitaria, lo cual fue determinante en la habitabilidad de regiones rurales donde cada tanto brotaban las viejas endemias, como el paludismo, la anquilostomiasis y el chagas. Este saneamiento permitió que para 1998 en Venezuela hubiera más de cinco millones de hectáreas bajo cultivo -hoy tenemos apenas mas de un  millón- y el país casi o totalmente se auto-abasteciera en rubros como carnes, lácteos y cereales.

Jubilado de la UCV, Héctor Isava dedicó el resto de su vida a la educación en el sector privado. De su matrimonio con Helena Bruzual quedan cuatro hijas: Helena Isava de Sánchez Celis, Angela Isava de Moskone, Irene Isava de López y Beatriz Isava de Cardozo, así como numerosos nietos y biznietos.

Comparte esta noticia:

Tendencias

Relacionados: